Iglesia Episcopal Dominicana celebró su 59ª Convención

Los obispos en la convención diocesana (The Dominican Development Group)

Los obispos Quezada y Holguín en la convención diocesana

REPÚBLICA DOMINICANA-

Por Ruth Ferreras-

Esta 59ª Convención fue celebrada los días 10 – 11 de febrero 2017, en la parroquia  “San José” en Boca Chica. El evento se enfocó  en la Cuarta Marca de la Misión del Anglicanismo (Una visión evangelistica de la Iglesia para el presente milenio) “Procurar Transformar las Estructuras Injustas”. El tema fue: “Dios Quiere que Seamos Justos”. Miqueas 6:8. El Lema fue: “La Fe no Tolera Injusticias”. Isaías 32:17-18.

La mañana del viernes 10,  los fieles de esta Iglesia, se reunieron en una Santa Eucaristía de apertura, y de esta manera, continuaron los  objetivos de la asamblea; en la cual el obispo Julio Cesar Holguín Khoury, quien por más de 25 años como Obispo Diocesano,  dirigió un crecimiento dinámico en la Iglesia Episcopal Dominicana,  pasar la antorcha de transición, en la que  el obispo coadjutor Moisés Quezada, consagrado el 13 de febrero de 2016, sea el nuevo Obispo Diocesano a partir de noviembre 1, 2017.

Durante la Convención, se debatió y reflexionó sobre la realidad de la sociedad dominicana en los últimos días. Se resaltó cual es el papel profético de la Iglesia y como la Iglesia Episcopal Dominicana, en conjunto con el trabajo de los Clérigos, Lideres Laicos y la cooperación de los misioneros, fortalecen el  tejido social por medio de las Buenas Nuevas del Evangelio de Jesucristo; trabajando en obras de asistencia, educación, trabajo y ayuda a los más desfavorecidos.

Durante las sesiones de trabajo, el obispo Holguín anunció su retiro y expresó palabras de agradecimiento, exhortando a la Iglesia Episcopal Dominicana a seguir adelante en la fe y el llamado de Jesucristo. Citó además, que todo buen cristiano debe asistir fielmente cada semana a su comunidad de fe, evangelizar para el crecimiento de la Iglesia, y dedicar tiempo y sus  ofrendas. Un obispo sin iglesia no es obispo y una iglesia sin obispo no es episcopal”, expresóConcluyó diciendo: “Es necesario que haya un relevo para que la iglesia despierte y tenga un mover. Pero todo el trabajo no es del Obispo”.  Durante estas palabras,  se pudieron advertir momentos de gran conmoción entre los asistentes.

Por su parte, el obispo Moisés Quezada, se refirió a la asamblea expresando que las expectativas de trabajo en la Diócesis son muchas; pero que la iglesia tiene la mirada puesta en Cristo.  En su disertación, igualmente,  rindió su informe como Obispo Coadjutor para la diócesis de República Dominicana, relacionado a sus trabajos pastorales. Y animó a aguardar el mandato de la Cuarta Marca de la Misión tomada para esta Convención 59va.

De esta manera, se concluyeron los trabajos en medio de Acción de Gracias a Dios, en la cual cada miembro regreso a su comunidad a hacer el trabajo encomendado y esperando la próxima Convención Diocesana en el  2018.

 

Deja un comentario