El CMI expresa su preocupación ante el aumento de las tensiones en la península coreana

Carteles con la palabra 'paz' en la 10ª Asamblea del CMI, en Busan (Corea), 2013. © CMI

Carteles con la palabra ‘paz’ en la 10ª Asamblea del CMI, en Busan (Corea), 2013. © CMI

SUIZA-

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) se unió al Consejo Nacional de Iglesias de Corea del Sur (NCCK) para expresar su profunda preocupación por el redespliegue del portaaviones USS Carl Vinson y su grupo de combate en los mares que rodean la península de Corea.

“En un contexto ya de por sí extremadamente tenso -especialmente en medio de los actuales ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos de América y Corea del Sur (conocidos como Foal Eagle-Key Resolve), las medidas adoptadas para poner en marcha el sistema de misiles antibalístico estadounidense THAAD en Corea del Sur, y las amenazas de Corea del Norte de dar una respuesta nuclear- esto intensifica aun más la escalada militar en la región”, dice el comunicado.

El CMI lleva más de 30 años implicado en la promoción del diálogo y el encuentro entre los cristianos norcoreanos y surcoreanos, acompañados y apoyados por representantes de la comunidad mundial de iglesias miembros del CMI.

“Nuestro objetivo ha sido, y sigue siendo, promover la paz y la reunificación de un país y de un pueblo divididos por un conflicto sin resolver”, prosigue el comunicado. “En los últimos años, especialmente, se han cerrado casi todos los demás canales de diálogo y acercamiento, permitiendo la intensificación de la confrontación militar y el endurecimiento de las sanciones”.

Declaración sobre la paz y la reunificación de la península de Corea, 12 de abril de 2017 (en inglés)

Publicada la oración conjunta de Corea del Norte y Corea del Sur para la Pascua (comunicado de prensa del CMI del 4 de abril de 2017)

Deja un comentario