El arzobispo nigeriano Musa Panti Filibus fue elegido presidente de la Federación Luterana

El Rev. Dr. Musa Panti Filibus, Arzobispo de la Iglesia Luterana de Cristo en Nigeria, Presidente de la Federación Luterana Mundial. Foto: FLM/Albin Hillert

El Rev. Dr. Musa Panti Filibus, Arzobispo de la Iglesia Luterana de Cristo en Nigeria, Presidente de la Federación Luterana Mundial. Foto: FLM/Albin Hillert

NAMIBIA-

El Rev. Dr. Musa Panti Filibus, Arzobispo de la Iglesia Luterana de Cristo en Nigeria (ILCN) ha sido elegido Presidente de la Federación Luterana Mundial (FLM). La Duodécima Asamblea de la FLM reunida en Windhoek, Namibia, eligió a Filibus el sábado 13. Es el décimo tercer presidente desde que la FLM fue fundada en 1947 y el segundo que proviene de una iglesia de África.

Fue elegido en la primera votación. Recibió 274 votos de un total de 303 votos emitidos.

La comunión es un don

Al hablar a los delegados y las delegadas a la Asamblea de la FLM después de su nominación el 12 de mayo, dijo que el fomento de las relaciones en la comunión, la misión, la justicia de género, la diaconía y la atención de las tragedias humanas, la juventud en la iglesia y las relaciones interreligiosas para la paz y la justicia son para él prioridades clave.

“La comunión es un don,” dijo Filibus, agregando que la construcción de la comunión debe ser fomentada. “La construcción de la comunión debe ser hecha también con un sentido de responsabilidad ecuménica.”

Filibus, que en su trabajo previo participó en el desarrollo de la Política de la FLM para la Justicia de Género, dijo que está comprometido con su implementación y con la necesidad de buscar la manera de “apoyar a las iglesias miembro para que entiendan y aborden estas cuestiones.” Su rol fue decisivo en el proceso que llevó a la ordenación de la primera mujer como pastora de la ILCN en 1996.

El compromiso con la participación de la juventud en la vida de la iglesia también debe ser mantenido, dijo, y abogó por que el movimiento de la Red Global de Jóvenes Reformadores y Reformadoras sea llevado al nivel de las iglesias locales.

La diaconía como servicio eficaz y empoderador que aborde el sufrimiento humano, la injusticia y las situaciones de emergencia es una prioridad clave para la FLM. “Mi sueño es que la FLM siga siendo un actor diaconal internacional relevante y clave en la atención de las tragedias humanas,” dijo Filibus.

Dos años atrás, las diócesis en la región nororiental de Nigeria de la que proviene Filibus tuvieron que suspender las actividades eclesiales en muchas congregaciones para evitar los ataques del grupo militante Boko Haram durante los servicios religiosos. “Veo una gran necesidad de prestar atención a todo lo que se relaciona con la violencia por motivos religiosos en el mundo de hoy,” dijo Filibus.

Apuntó al crecimiento de las iglesias en el sur global y a la declinación en la membresía de las iglesias en el norte global como áreas en las que se requiere el acompañamiento de la FLM. “Tenemos la obligación de escucharnos unos a otros y de apoyarnos unos a otros en estas luchas,” dijo. “Ninguna iglesia debería sentir que está sola.”

Experiencia en la comunión de la FLM

El nuevo presidente electo no es nuevo en el trabajo de la FLM. De 2002 a 2010 sirvió como secretario regional para África en el Departamento de Misión y Desarrollo (DMD), acompañando a las iglesias miembros de África en varias áreas de sus ministerios. Fue elegido director del DMD en 2010.

En 2013 aceptó el llamado para servir como Obispo de la Diócesis de Mayo Belwa de la ILCN. Fue elegido para servir como arzobispo de la iglesia en 2016.

Filibus, de 57 años, fue ordenado pastor en 1994. Estudió teología en Nigeria y en los Estados Unidos, donde hizo un doctorado en teología pastoral. Con su esposa la Revda. Ruth Filibus tienen tres hijos adultos.

El nuevo presidente electo de la FLM Arzobispo Musa Panti Filibus sucederá al Obispo Dr. Munib A. Younan, de la Iglesia Evangélica Luterana en Jordania y en la Tierra Santa, que fue elegido en la Undécima Asamblea celebrada en Stuttgart, Alemania, en julio de 2010. El primer presidente africano de la FLM fue el Obispo Josiah Kibira, de la Iglesia Evangélica Luterana en Tanzania, que sirvió en el cargo de 1977a 1984.

Deja un comentario