La vida de la mayoría de las mujeres y las niñas de las Américas están amenazadas por la violencia de género

unnamed

ESTADOS UNIDOS

Mensaje del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.

La vida, la seguridad y la integridad de la mayoría de las mujeres y las niñas de las Américas están sistemáticamente amenazadas y en riesgo por la violencia de género, la explotación y la trata impide y anula sus derechos humanos y sus libertades individuales. Esta inaceptable situación en que se encuentra más del 50% de la población de la región se ha convertido, por su magnitud, en una pandemia, que amenaza la democracia y la vigencia del Estado de derecho en el hemisferio.

El vigésimo aniversario de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Convención de Belém do Pará) nos ha permitido evaluar los avances y desafíos en este asunto en 10 foros regionales y nacionales y buscar el fortalecimiento de su Mecanismo de Seguimiento (MESECVI) para el análisis del cumplimiento de las obligaciones asumidas por los Estados al ratificar la Convención.

En las últimas décadas se han producido importantes avances. 8 Estados tienen ya leyes integrales de protección del derecho de las mujeres a vivir libres de violencia, 12 Estados han registrado datos sobre las dimensiones de la violencia en la salud, la educación y el trabajo, y 13 Estados están elaborando sus presupuestos con partidas específicas orientadas a la erradicación de la violencia contra niñas y mujeres.

En materia de justicia, se ha avanzado en la implementación de procedimientos especiales, formación de operadores de justicia y adopción de mecanismos para la protección de mujeres víctimas de violencia, incluyendo el abordaje de la situación jurídica de las mujeres indígenas, afrodescendientes,  privadas de libertad, mujeres de diferente orientación sexual, expresión e identidad de género.

A pesar de estos avances, los desafíos persisten. Es necesario que las políticas de seguridad tengan una perspectiva de género y contemplen la violencia que las mujeres y niñas sufren dentro y fuera de sus hogares. Debemos garantizar el acceso expedito, oportuno y efectivo a recursos judiciales para mujeres en casos de violencia.

Avanzar en el acceso a la justicia de mujeres víctimas de violencia y en los sistemas de reparación es otro de los grandes desafíos. Está pendiente  la difícil tarea de transformar los estereotipos de género que profundizan la violencia y la discriminación, tanto en el ámbito educativo como en los medios de comunicación social.

En el proceso de establecer las prioridades de la agenda de desarrollo post 2015, debemos reconocer que la eliminación de la violencia contra la mujer es condición indispensable para su desarrollo individual y social y su plena e igualitaria participación en todas las esferas de vida y por ende para el desarrollo de sus países.  Por ello la nueva agenda deberá contemplar el respeto de los derechos humanos y el pleno ejercicio de los derechos ciudadanos de toda la población como condición esencial para el desarrollo.

El 25 de noviembre es una oportunidad para renovar el compromiso de prevenir, sancionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, como lo ha establecido desde hace veinte años la Convención de Belém do Para.

En nombre de la Organización de los Estados Americanos hacemos un llamado a redoblar la lucha contra este flagelo y dar una respuesta más efectiva a la violencia que sufren miles de mujeres y niñas en nuestro hemisferio.

One comment on “La vida de la mayoría de las mujeres y las niñas de las Américas están amenazadas por la violencia de género

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *