Líderes religiosos y de comunidades de fe realizaron una vigilia por el clima

ministro del Ambiente  Manuel Pulgar Vidal (Iglesia Metodista Perú)

PERÚ

Lima

Más de un millar de miembros de diferentes iglesias y comunidades de fe, junto con  líderes del Consejo Interreligioso del Perú, realizaron una vigilia-caminata en vísperas del inicio de la Vigésima Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 20) que tendrá lugar en Lima del 1 al 12 de diciembre.

Este evento, que reunió a representantes de las principales organizaciones religiosas y ambientalistas del país contó con la presencia de Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCCI) y de Manuel Pulgar Vidal,  ministro del Ambiente del Perú y presidente de la COP20.

La  vigilia-caminata,  con el lema “La vida del Planeta está en tus manos”, se inició con un encendido de velas y una procesión alrededor del parque La Floresta,  en el distrito de Surco, concluyendo con el concierto de música religiosa y tradicional animado por el grupo sudafricano Desert Rose y por artistas locales.

En el evento participaron miembros y líderes de la Iglesia Católica, del Concilio Nacional Evangélico del Perú, de la Unión Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú, de la Iglesia Ortodoxa y de  la comunidad judía, la comunidad baha’i, la comunidad islámica, de la comunidad budista, así como de representantes de organizaciones ambientalistas como el Movimiento Ciudadano contra el Cambio Climático (MOCICC)  y el Foro ACT Alliance.

También participaron integrantes de delegaciones acreditadas en la COP20; entre otros, de la Iglesia Metodista, la Federación Luterana Mundial, y del movimiento mundial “Ayuno por el Clima”.

En su intervención, Christiana Figueres, señaló que debemos cambiar las maneras de producir y consumir, las que no pueden seguir igual, “porque con ellas se causan mucho mal a los ciudadanos más vulnerables del planeta”.

“Debemos buscar dentro de cada uno de nosotros la ciudadanía global, y entender que cada uno de nosotros, somos ciudadanos globales de nuestro planeta, por lo que estamos llamados al imperativo moral de conducirnos como tales”, afirmó Figueres.

El ministro del Ambiente  Manuel Pulgar Vidal sostuvo que el cambio climático y sus consecuencias tienen una causa humana y una raíz ética y sus soluciones constituyen un deber moral. “Todos debemos apostar a los cambios de paradigmas, de los patrones de consumo, de los patrones de conducta y de la falta de solidaridad”, manifestó.

“El tema ambiental y climático es ético, fundamentalmente,  y la sostenibilidad es posible, solo, si pensamos solidaria e integradamente”, afirmó Pulgar Vidal.

El Ministro del Ambiente valoró la reunión de las distintas religiones que  “sin enfrentamientos” están enfocadas a un mismo objetivo común: el cambio climático. Invocó a los participantes de la vigilia a apoyar  el esfuerzo  de los delegados reunidos en la Conferencia de Partes. “Debemos mirar esta conferencia  como la oportunidad para que el mundo recobre la solidaridad y se sustente en el concepto de la  moral, que es esencial para un planeta mejor”, concluyó.

En otro momento, Elías Szczytnicki, secretario general y director regional de Religiones por la Paz-América Latina y el Caribe, demandó que los acuerdos que se tomen en la Conferencia de Partes tengan un carácter jurídicamente vinculante. “Que los acuerdos no sean un conjunto  de promesas que los países vienen a hacer aquí”, puntualizó.

Szczytnicki señaló que el Perú llega a la COP 20 sin la aprobación de una estrategia nacional de Cambio Climático.  “Por esta razón, dijo, no podemos dejar de exigir que el Estado peruano tenga una política ambiental clara y que no se excuse detrás del famoso tema del decrecimiento económico para relajar los estándares ambientales.”

A las comunidades religiosas, Szczytnicki les pidió educar a los creyentes sobre la obligación religiosa de  tomar medidas frente al cambio climático, crear y fomentar hábitos virtuosos esenciales para reorientar a la familia humana para una cooperación sostenida y audaz para enfrentar el cambio climático; promover políticas amigables con el clima y trabajar para  que las congregaciones y los lugares de culto se vuelvan congregaciones verdes que funcionen en forma amigable con el ambiente.

Fuente: Asociación Paz y Esperanza

Foto: Ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal (Iglesia Metodista-Perú)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *