Frente a escándalos protagonizados por grupos de poder económico y político, declaran “Ilegal la riqueza”

declaramos-ilegal-la-pobreza

CHILE

Frente a los recientes escándalos protagonizados por grupos de poder económico y político, la Campaña “Declaramos ilegal la pobreza”-Chile, llama a declarar “ilegal la riqueza”.

Declarar “fuera de la ley” a las leyes inmorales, a las leyes que promueven la POBREZA como estructura social, que crea pueblos y personas esclavas, torturadas, martirizadas diariamente y sometidas al empobrecimiento, es un desafío humanitario que debería comprometernos como protagonistas de nuestra historia. A eso apunta la campaña naciente a nivel mundial y que está brotando con fuerza también en Chile, DECLARAMOS ILEGAL LA POBREZA. Ya la campaña tiene solidos comienzos en Bélgica, Italia, Canadá, Filipinas, Malasia, etc.

En una declaración pública afirman:

  1. Una vez más la ciudadanía se ha visto agredida por actos ilícitos, fraudes, irregularidades, robos, sobornos y evasión tributaria, en desmedro de grandes mayorías del país, que han involucrado a autoridades,  instituciones y grupos de poder que controlan nuestro país.
  2. Lo que antaño aparecía como un hecho aislado, hoy se manifiesta como una práctica constante y permanente. Ejemplos de ello son  el “Caso chispas”, el blanqueo a los “pinocheques”,  “Caso MOP – GATE”,  “Caso coimas”, “Inverlink”, “La Polar”, “Caso Cascadas”, “Caso Bilbao”, la colusión de cadenas farmaceuticas, avícolas, navieras,… y hoy “Penta – Gate”, “Caso SQM”, “Caso Dávalos – Compagnón / CAVAL, solo para nombrar algunos de los más bullados.
  3. Las innumerables intervenciones de reacción a estos hechos (declaraciones, comentarios, análisis, artículos, debates, entrevistas, comisiones,…) en su mayoría surgen esencialmente desde personas o grupos vinculados al poder, y se circunscriben al cumplimiento o transgresión de LEYES, y a las MODALIDADES con que se ejecutaron los hechos.
  4. Creemos y declaramos que TODOS estos hechos tienen su raíz profunda en problemas de LO QUE ES JUSTO y LO QUE ES ÉTICO, que no han surgido por casualidad, sino que han sucedido y seguirán sucediendo porque responden a un MODELO ECONÓMICO – POLITICO – CULTURAL que en Chile está planificado y  “legalizado” por una estructura de poder dictatorial desde hace más de 30 años (Constitución Política del Estado y leyes) que favorece y beneficia desmedidamente a los mismos grupos de poder, marginando, torturando diariamente, silenciando y oprimiendo a los pobres y excluidos.  Los pobres son EMPOBRECIDOS, se les roban los bienes esenciales para su vida, se les despoja de su dignidad, se les roba el futuro.
  5. Resulta comprensible que nuestra sociedad esté nuevamente indignada por estos graves hechos.

“El querido papa Francisco, a este modelo lo define como “la dictadura (idolatría) del dinero”, dicen. Detallando que es “un modelo (capitalista neoliberal) avalado y “legalizado” por leyes (Constitución), empresas, potentes organizaciones gremiales y transnacionales”.

Continuan: “es bueno saber que en el vocabulario Mapuche no existe el término “pobreza”, sino “empobrecido”.  Y el empobrecimiento tiene CAUSAS –  CAUSANTES y VÍCTIMAS”.

  1. El empobrecimiento no es un hecho de la naturaleza, como la lluvia, sino que es una construcción humana y social. No es la sociedad “pobre” la que “produce”  la pobreza.  La exclusión, la desigualdad, el acaparamiento de la propiedad privada en manos de unos pocos produce el empobrecimiento: alcanzando la salud, la educación, el trabajo, la vivienda, el agua, la tierra, el aire,…
  2. En cuanto estructural, el empobrecimiento es colectivo, y es fruto de una sociedad que niega el sagrado derecho a la vida y a la ciudadanía para todos.

“Los procesos de empobrecimiento proceden de una sociedad injusta, en que el acceso económico y social a los bienes y servicios necesarios e imprescindibles para la vida es una cuestión personal (o de grupo) y es selectivo y condicionado por las reglas y los criterios establecidos por los grupos dominantes, fuertemente apoyados por sus medios de comunicación”, subraya la declaración firmada por Jeanette Pérez Jiménez, Juana Aguilera Jaramillo y monseñor Luis Infanti de la Mora.

  1. La lucha contra la pobreza y el empobrecimiento (para la vida y dignidad de los pobres) necesariamente es una lucha contra la riqueza desigual, injusta y depredadora de las personas y del medio ambiente, pues un modelo neoliberal MERCANTILIZA todo (agua, aire, tierra, alimentos, salud, educación, trabajo,…), hasta las personas.  Lo experimentamos con varias empresas forestales (Sur de Chile),  salmoneras (Chile Austral),  mineras (Pascua Lama, Caimanes,…),  hidroeléctricas (Hidroaysén y Energía Austral, Alto Maipo,…),  llegando siempre a conflictos no deseados.
  2. Hoy en Chile, la pobreza es una de las formas más avanzadas de ESCLAVITUD, basada en el “robo de humanidad y de futuro”.

En su visita a Aysén (31 de agosto de 2006) el prestigioso Juez Baltasar Garzón Real, decía que “LA JUSTICIA NO SE PIDE, SE EXIGE, PORQUE ES UN DERECHO de sus titulares, LOS CIUDADANOS, y responsabilidad, obligación de los jueces es hacerla, impartirla”. Y por eso creemos que hay que poner “FUERA DE LA LEY” las leyes, las instituciones y las prácticas sociales colectivas que generan y alimentan los procesos de empobrecimiento, paralizando la democracia, torturando la dignidad de las personas, amenazando la paz social.

  1. Nos molestan las voces que declaran “que la justicia haga su pega”; “esperemos que los tribunales determinen”; “acatamos lo que determine la justicia”. ¿Qué justicia? ¿De quiénes? ¿Para quiénes? ¿Todavía hay alguien que cree que somos todos iguales ante la ley?
  2. “Los problemas no pueden resolverse con los mismos principios que los creó” decía Einstein, por eso llamamos a los empobrecidos y a toda persona de buena voluntad a hacer sentir su voz, a exigir sus derechos a la vida y a la dignidad. Algún día ALGUIEN nos preguntará: ¿Qué has hecho con tu hermano?

La Declaración finaliza diciendo: Por un Chile más justo, equitativo, solidario, fraterno y en paz: ¡DECLARAMOS ILEGAL LA RIQUEZA!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *