Cecilia Maurente: “Las organizaciones de fe juegan un rol muy importante, actualmente, como parte de la sociedad civil organizada”

ALC

ARGENTINA-

Leonardo Félix para ALC-

En entrevista con la Dra. Cecilia Maurente Beherns, encargada desde el año 2009 del programa en la oficina regional del Fondo de Población de Naciones unidas (UNPF – por sus siglas en inglés) para América Latina y Caribe, e invitada por el Consejo Latinoamericano de Iglesias para explicar el fenómeno de pobreza y desigualdad en la Región, esto decía.

ALC: ¿de qué manera concreta se empodera a los que hoy no tienen voz en América Latina?

Las organizaciones de fe, y basadas en la fe, juegan, actualmente, un rol muy importante como parte de la sociedad civil organizada porque, trabajan de manera directa con las comunidades, con las personas y conocen mejor que nadie sus necesidades y además son facilitadores naturales entre las distintas instancias, ya sea de gobiernos locales, nacionales para poder llevar la voz de estas personas que nada tienen a las instancias pertinentes.

Otro tema importante es que estas organizaciones proveen globalmente servicios de salud y educación en muchos países en donde realmente no hay otras posibilidades

ALC: Esta construcción colectiva de una “esperanza trascendente” que sostienen las iglesias cristianas en el continente, ¿qué rol juegan en lo cotidiano en el tema del desarrollo?

Yo creo que es un rol muy importante. Como funcionaria de naciones unidas y refrendando nuestros  acuerdos globales, nosotros reconocemos este rol que permite este encuentro entre el mundo de la fe y el mundo secular “del desarrollo”. Hace muchos años llegamos a la conclusión que tanto el mundo de la fe, asi como nuestro mundo secular no son excluyentes, sino por el contrario, son complementarios para trabajar con el desarrollo desde un marco de derecho, de justicia, igualdad y equidad.

ALC. Según su entendimiento del tema, ¿podría decir que hoy existe, una búsqueda de espiritualidad dentro de estos marcos de acuerdo mundiales? ¿Hay una percepción de “espiritualidad” en su sentido más amplio, o es simplemente un intento de mejorar condiciones de bienestar económico para la población que sufren los embates del actual sistema económico mundial?

Yo no podría utilizar un adjetivo concreto para decir si esto es así, pero si lo que diría es que, todas las personas, todos los organismos a nivel global y regional, estamos en una búsqueda del ejercicio de los derechos humanos, el reconocer que las personas tenemos dignidad, y debemos tener acceso a la justicia. Que tanto hombres como mujeres somos iguales; saber que no va a haber una niña embarazada próximamente, que ninguna mujer va a sufrir violencia de género en nuestro continente. En este sentido puedo decir que si hemos encontrado una agenda común de desarrollo y de trabajo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *