Solidaridad de CIEMAL con la Iglesia Metodista Episcopal Africana “Madre Emanuel”

PUERTO RICO-

El Consejo de Iglesias Evangélicas Metodistas de América Latina y el Caribe (CIEMAL) emitió un manifiesto de solidaridad, acompañamiento y llamado a la profunda oración por las familias, la comunidad y la iglesia Metodista Episcopal Africana; especialmente por la congregacion “Mother Emanuel Ame Church” en Charlestone, Carolina del Sur. 

La nota lleva la firma de la Rev. Lizzette Gabriel-Montalvo, Presidenta de CIEMAL

Consternados(as) por la noticia del asesinato de nueve (9) hermanos(as) en la fe durante la celebración de su acostumbrado servicio de oración y estudio de la Palabra en la Iglesia Metodista Episcopal Africana “Madre Emanuel” en Charlestone, Carolina del Sur. Por la descripción de este episodio de violencia, intolerancia racial y atrocidad manifestada. Por los seres humanos que viven enajenados del amor y la gracia de la convivencia de todas las razas. Por las familias que han experimentado en carne propia el dolor, el quebranto y la angustia en el día de ayer ante tal escena. Por la muerte violenta, cruel y despiadada de estos hermanos(as) en fe. El Comité Ejecutivo del Consejo de Iglesias Evangélicas Metodistas de América Latina y el Caribe (CIEMAL), queremos manifestar nuestra profunda solidaridad y acompañamiento a todo el pueblo Metodista Episcopal Africano y la Comunidad en Charlestone, Carolina del Sur. Así mismo, manifestamos nuestro más profundo rechazo a todo tipo de atentado contra la vida, deshumanización, vileza y la violencia que generan el caos que atenta contra el bienestar del pueblo de Dios en cualquier parte del mundo. Estos son actos que lastiman profundamente y desvían todo sentido de una cultura de paz y esperanza.

Como pueblo latinoamericano, como creyentes en el Dador de la vida, como gente de fe; hacemos un profundo llamado a toda la Iglesia Cristiana en el mundo para que nos unamos en oración, apoyo y solidaridad con la Iglesia Metodista Episcopal Africana y con la Comunidad en Charleston, Carolina del Sur. Esta experiencia de profundo dolor, nos coloca ante un gran desafío: “seguir trabajando en la construcción un mundo mejor”. Un mundo donde todas las razas, colores y etnias pueden convivir en colaboración, armonía, esperanza y paz.

Oramos para que impere el respeto por la vida, la libertad de culto y la libertad humana. Oramos para que se cumpla la Palabra de Dios en nuestros días, en nuestros pueblos y en todas las naciones”…Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús.” (Gálatas 3: 28 NTV). Oramos seamos comunidades comprometidas con la paz. Siguiendo el consejo de Dios por medio del Salmista: “Apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela”. (Salmo 34:14).
¡Que así nos ayude Dios. Así sea, Amén!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *