Las iglesias Luterana y Católica se unen en una celebración de los 500 años

Ramiro Arroyo es el primer pastor ecuatoriano de la Iglesia Luterana del Ecuador. (La Hora)

Ramiro Arroyo es el primer pastor ecuatoriano de la Iglesia Luterana del Ecuador. (La Hora)

ECUADOR-

Este 31 de octubre, a las 18:30, en la Iglesia del Girón, ocurrirá una inédita ceremonia religiosa. Curas católicos y pastores luteranos oficiarán de manera conjunta una misa de celebración y acción de gracias.

Esta ceremonia es consecuencia de 50 años de diálogos y acercamientos entre católicos y luteranos. Los resultados se han suscitado desde octubre de 2016, cuando el papa Francisco ofició junto a Martin Junge, secretario general de la Federación Mundial Luterana (FML), una oración ecuménica conjunta en la Catedral Luterana de Lund, en Suecia.

En aquella ocasión, tanto Francisco como Junge, coincidieron en que son muchísimas más las cosas que les unen, que las que los separan. Además que el contexto de la conmemoración de la Reforma de 1517 era una oportunidad propicia para acoger un camino común.

Ramiro Arroyo, primer pastor ecuatoriano de la Iglesia Luterana del Ecuador, concuerda con la postura de ambas autoridades religiosas. Explica que las 95 tesis presentadas por Lutero en el siglo XVI buscaban superar la corrupción y las injusticias que cometía la Iglesia Católica de la época.

“La reforma luterana no pretendía fundar una iglesia diferente de la católica. El espíritu del llamado de Lutero era hacia el regreso a los orígenes de la fe, hacia una vivencia profunda y transparente de lo que está escrito en la Biblia”, comenta Arroyo.

En este sentido, tanto católicos como luteranos buscan los mismos fines y comparten los mismos ritos durante el culto o misa. “Cuestiones políticas y sociales llevaron a la ruptura y a la formación de una iglesia luterana, pero como seguidores de Cristo la ceremonia del próximo 31 de octubre solo puede ser un paso adelante en el objetivo de algún día volver a ser una sola familia y una sola iglesia”, asevera el Pastor.

Pero esta fiesta de reconciliación no está cerrada a otros credos y religiones. La idea de los organizadores es que la convocatoria sea lo más amplia posible. El concepto de lo ecuménico es que la mayor diversidad de visiones y creencias puedan participar en armonía y celebrar que como seres en busca de sentido son más las cosas que nos acercan.

La Iglesia Luterana del Ecuador es pequeña, pero unida. Apenas 500 miembros componen esta comunidad con 50 años de existencia en el país. Dos de sus pilares fundamentales son la apertura y la concepción de la fe como el resultado de la vivencia y el ejemplo cotidiano.

Arroyo afirmó que la razón principal de que, no solo en Ecuador, sino en todo el mundo, las luteranos sean comunidades pequeñas es que nunca ha estado entre sus principios el proselitismo religioso.

Fuente: https://lahora.com.ec

 

 

 
One comment on “Las iglesias Luterana y Católica se unen en una celebración de los 500 años

Leave a Reply to filemon Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *