Cómo las ideas de Martín Lutero duraron 500 años

wittemberg hoy

Iglesia del castillo en la ciudad alemana de Wittenberg

Por Helis Barraza Díaz-

«Se hablará mucho de revolución en 2017» anunciaba Daniel Franklin, director del anuario de prospectiva del Economist, a mediados de noviembre. «No solo por el centenario de la toma del poder por los bolcheviques en Rusia. Se cumplen también ciento cincuenta años de la publicación del primer volumen de El Capital, de Karl Marx, y cincuenta de la muerte del Che Guevara… También es el 500 aniversario de las noventa y cinco tesis de Martin Lutero que condujeron a la reforma protestante». 1  The World in 2017. The Economist, p. 11.

No será difícil descubrir similitudes entre las condiciones que dieron lugar a aquellos cambios históricos y los vientos de rebelión y de ruptura de hoy.

«Me considero un optimista, pero 2017 es el año de mayor riesgo político desde la Segunda Guerra Mundial» (I like to think I’m an optimistic guy, but 2017 is the most signi cant year for political risk since World War II), escribía en un tuit el 30 de enero Ian Bremmer, de Eurasia Group.

Las fuentes o causas de este riesgo tan elevado son, en su opinión, la elección de Trump, la posible reacción de China a sus excesos y/o provocaciones, el debilitamiento previsible de Merkel, la ralentización de las reformas estructurales necesarias, tanto en las economías desarrolladas como en las emergentes, la fragmentación y crisis en el Oriente Medio por la guerra, el terrorismo y las consecuencias de la revolución tecnológica (energía, conectividad, cibernética, automatización y demanda creciente de trasparencia), las presiones políticas sobre los bancos centrales, la confrontación entre la Casa Blanca y Silicon Valley, la incertidumbre política y volatilidad económica en Turquía, todos los riesgos asociados con un régimen nuclearizado como el de Corea del Norte frente a unos Estados Unidos imprevisibles y una Corea del Sur en plena crisis política, y la desestabilización del sur de África por los enfrentamientos internos en Sudáfrica.

Podemos afirmar, que los cambios intelectuales, sociales y espirituales que se estaban gestando en el siglo XIV y XV definieron, por así decirlo el contexto a través del cual el desarrollo de la Reforma del siglo XVI sería abordado y enfocado. Fue un período más que de desintegración, de extraordinario desarrollo que puso en escena la Reforma misma.

Los siglos XIV y XV fueron tiempos agitados de transiciones importantes en Europa occidental. Fue la época de la Muerte Negra, la guerra de los Cien Años, y el gran Cisma de Occidente donde en cierto momento tres papas rivales competían por gobernar la cristiandad.

El fervor religioso pareció superar cada vez más el aparato central de la iglesia. Europa era todavía la cristiandad.  Dentro de sus fronteras, casi toda la vida estaba determinada por la religión. Ello se debía a que para la mayoría de hombres y mujeres el único registrador y autentificador de los grandes momentos de su existencia: el matrimonio, el nacimiento, el bautismo de sus hijos y hasta el evento de la muerte era la iglesia misma.

La enseñanza, la caridad, la administración, la justicia y enormes segmentos de la vida económica se inscribían en el ámbito y regulación de la religión. Fuera de la iglesia, la comunidad de todos los creyentes, solo estaba el paganismo. El diablo, concebido en aquel tiempo de una forma sumamente material, acechaba a quienes se desviaban del camino de la gracia. La flaqueza humana no podía poner en peligro la concepción religiosa de la vida. Nos encontramos ante una civilización profundamente religiosa. J.M.Roberts. Historia antigua desde las primeras civilizaciones hasta el renacimiento (Barcelona 2005)

La Reforma se da en medio de dos grandes épocas de la humanidad la Edad Media, la cual estaba prácticamente extinguiéndose y aquella que comenzaba a amanecer La Edad Moderna.

El renacimiento complicaría las cosas, un nuevo ambiente cultural de libertad, educación y arte, estaba inundando las sociedades exclusivas de Europa.

En ese contexto las 95 tesis de Lutero sacudieron los cimientos de la política y el poder en toda Europa y continúan afectando nuestras vidas en la actualidad, desde el lenguaje, el arte y la música hasta nuestro concepto de libertad.

La principal atracción la iglesia del castillo en la ciudad alemana de Wittenberg son las puertas donde Martin Lutero se dice que ha clavado sus 95 tesis, hace 500 años, el 31 de octubre de 1517. El documento disputaba la venta de “indulgencias” de la iglesia, certificados que prometían la salvación en la otra vida, cuestionando creencias y prácticas de siglos de antigüedad.

Sin embargo, las puertas que ocupan hoy el Portal Norte no son las de madera originales de la época de Lutero, que fueron destruidas por un incendio en 1760 durante la Guerra de los Siete Años. En su lugar, soportan sólidas puertas de bronce, en relieve con las palabras latinas de las 95 Tesis de Lutero. Las palabras son sólidas, fijas en el lugar, incuestionables. Pero como el propio Lutero reconoció, las palabras tienen la capacidad de moverse. Justo cuando se conmovió al leer la Biblia para cuestionar el orden establecido, sus palabras a su vez salieron de esta pequeña ciudad, creando una nueva autoconciencia religiosa que dividió a la iglesia y sacudió Europa, extendiéndose en el mundo.

Lutero no fue la única figura de la Reforma; fue parte de una conversación en curso, una que continúa hasta el día de hoy.

Estuve en Alemania como delegado de la Iglesia Presbiteriana de Colombia a la 26 Asamblea General de la WCRC: del 29 de junio al 7 de julio de 2017, en Leipzig, Alemania

El lema de dicha Asamblea Dios de vida, renueva y transfórmanos—centró la Asamblea alrededor del Dios de vida y desafío a los participantes a renovarse ellos mismos y a la Iglesia para que el mundo pueda ser transformado.

En la Asamblea de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas tuvimos la oportunidad de visitar a Wittemberg, y mientras caminaba por Wittenberg, me pregunté cómo un lugar tan pequeño podría haber tenido un impacto tan tremendo.

¿Cómo desde ese lugar se había gestado un movimiento que cambiaría la historia? fue en parte por el tamaño de Wittenberg que las ideas de Lutero pudieron florecer. La gran concentración de grandes mentes en esta pequeña ciudad universitaria significó que las personas con frecuencia chocaban entre sí e intercambiaban ideas.

IMPRENTA ANTIGUA

Lutero pudo utilizar las nuevas herramientas de medios de su tiempo, como la imprenta, para difundir sus ideas más allá de Wittenberg. John T McQuillen, curador adjunto de libros impresos y encuadernaciones en Morgan Library & Museum de Nueva York, explicó que “Lutero escribió sus ideas en textos breves y concisos, panfletos de ocho o 16 páginas, que podrían imprimirse rápidamente y distribuirse fácilmente. Sin la imprenta, la Reforma nunca hubiera sido el evento histórico que fue “.

A Lutero se le podría atribuir la creación de la primera revolución de los medios. Lutero se dio cuenta rápidamente de cómo usar el lenguaje, la música y las imágenes para difundir sus mensajes. Él publicó cada vez más sus escritos en alemán (en lugar de en latín), a menudo con imágenes, y sus himnos pegadizos y vernáculos ayudaron a la Reforma. Sus contribuciones musicales incluso lo llevaron a ser llamado el padre de la canción de protesta.

No solo su uso del lenguaje cotidiano ayudó a difundir sus ideas, sino que su uso en asuntos religiosos fue esencial para la idea revolucionaria de Lutero de que la salvación podía alcanzarse solo mediante la fe personal. Por lo tanto, él quería que todos pudieran leer la Biblia ellos mismos. En 1534, Lutero publicó su traducción del libro sagrado, usando un lenguaje vívido y simple que sería comprensible para todos. Para hacer esto, tuvo que unir los diferentes dialectos alemanes para crear un alemán estandarizado, esencialmente formando el idioma alemán tal como lo conocemos hoy.

Este nuevo énfasis en la lengua vernácula también afectó el desarrollo de otros idiomas. Los misioneros protestantes de Europa y América del Norte que fueron a África en la segunda mitad del siglo XIX creyeron, como Lutero, que la Biblia debería traducirse a las lenguas vernáculas. “Esto, por supuesto, incluía hacer que el lenguaje fuera adecuado, es decir, inventar sistemas de escritura donde no existía ninguno y encontrar términos que consideraban adecuados para Dios, el diablo, el pecado, la salvación, etc.”, Dr. Jörg Haustein, conferenciantes de Religiones en África en SOAS, University de Londres.

El objetivo de Lutero era unir a todos bajo una sola iglesia reformada, pero sus ideas tenían implicaciones que iban más allá de lo que él quería o podía haber imaginado.

“Lutero unificó el idioma alemán, pero sus ideas religiosas también crearon divisiones que todavía se sienten dolorosamente hoy. La guerra de las palabras fue seguida por la guerra religiosa “, dijo el Dr. Alexander Weber del departamento de Culturas e Idiomas en el Birkbeck College en Londres, refiriéndose a los conflictos inducidos por la religión que se libraron en Europa entre 1524 y 1648. En lugar de una sola iglesia, ahora había reclamos de reforma en competencia. Las alianzas políticas a menudo se formaron sobre la base de la unidad confesional, y las minorías fueron perseguidas por todas las confesiones. Esto dio lugar a olas de migración, como los protestantes franceses que huyeron a Inglaterra, Escocia, Dinamarca y Suecia, así como en el extranjero, o los puritanos ingleses que abordaron a América del Norte.

El efecto de Lutero ha sido tan amplio que se ha filtrado a la cultura contemporánea. Por ejemplo, la convicción de Lutero y su celo por difundir sus palabras para convencer a otros es un precursor del evangelismo hoy, ya sea teleevangelización o programas de radio como The Lutheran Hour, el programa de radio de alcance cristiano más antiguo del mundo que comenzó a transmitirse en 1930 y tiene más de un millón de oyentes. En 1966, Martin Luther King se hizo eco del acto realizado en Wittenberg por el hombre al que le dieron su nombre cuando publicó una lista de demandas en la puerta del Ayuntamiento de Chicago.

Incluso se pueden trazar paralelismos entre Lutero y el denunciante estadounidense Edward Snowden, quienes establecieron sus propias conciencias por encima de todo y desafiaron a los superpoderes de su época utilizando los últimos medios de comunicación para denunciar los abusos de poder.

Las palabras e ideas que se originaron en Wittenberg se extendieron al mundo, Lo que comenzó en Wittenberg se ha visto para influir en las ideas del liberalismo moderno, el capitalismo, la democracia, el individualismo, el subjetivismo, el secularismo y más.

angesdemonsBosco

“Cuando el origen del sentido y la autoridad se trasladaron del cielo a los sentimientos humanos, la naturaleza de todo el cosmos cambió. El universo exterior, que hasta entonces había estado lleno de dioses, musas, hadas y espíritus malignos, se convirtió en un espacio vacío. El mundo interior, que hasta entonces había sido un enclave insignificante de pasiones vulgares, se hizo desmesuradamente profundo y rico. Ángeles y demonios dejaron de ser entidades reales que deambulaban por los bosques y desiertos del mundo para transformarse en fuerzas interiores de nuestra propia psique.

El cielo y el infierno dejaron también de ser lugares reales situados en algún lugar por encima de las nubes y por debajo de los volcanes, respectivamente, y pasaron a interpretarse como estados mentales internos. Experimentamos el infierno cada vez que encendemos los fuegos de la ira y el odio en nuestro corazón, y gozamos de la dicha celestial cada vez que perdonamos a nuestros enemigos, nos arrepentimos de nuestras fechorías y compartimos nuestra riqueza con los pobres”. Yuval Noah Harari. Homo Deus.

Podemos decir que la esencia del protestantismo no es tanto una doctrina cuanto una nueva manera de ser en el mundo, una nueva concepción de lo que significa ser iglesia, lo que tiene implicaciones revolucionarias para todas las instituciones de la sociedad civil.

Los reformados lo expresaron con una frase en latín, Ecclesia Reformata Semper Reformanda. Lo que denota que la Reforma es una tarea inconclusa Semper Reformanda, es ser capaz de enfrentar los desafíos de nuestro tiempo y dar respuesta a ellos desde la fe.

Hoy al igual que en los tiempos de Lutero vivimos un panorama que aparece como desesperanzador, en medio del cual desarrollamos nuestra tarea de la educación teológica.

Nos preguntamos ¿puede una educación teológica Reformada ser pertinente para este contexto? Sí, en la medida en que se atreva a responder de una manera creativa al reto presentado por las nuevas situaciones históricas, en la medida en que no se aferra a un pasado para responder a las demandas que surgen del futuro.

Richard Shaull nos dice que cuando los protestantes viven su herencia de fe, inevitablemente se convierten en agentes de transformación de la sociedad. Richard Shaull, La Reforma y la Teología de la liberación, (SanJose,CR: DEI 1993).

Podríamos concluir enunciando algunos de los desafíos y compromisos que surgen de nuestro intento de ser relevantes a partir de nuestra identidad reformada:

  • Formar ¨Profetas¨ hombres y mujeres que asuman el principio protestante y lo apliquen a la sociedad.
  • Reforzar la tarea ecuménica con la inclusión de los nuevos sujetos históricos, es decir un nuevo lugar desde el cual elaborar nuestra teología.
  •  Una Relectura bíblica que haga pertinente el mensaje del Evangelio.
  •  Presentar alternativas al monopolio del conocimiento que posee el norte blanco, rico, protestante y anglosajón, significa la tarea de compartir recursos y talentos.
  • Nuestros estudiantes se involucren más en la construcción de comunidades  solidarias que permitan sanar las heridas del pueblo y ser alternativa ética frente a un mundo globalizado, injusto y pecaminoso.

«Dar respuesta a los fundados temores de la ciudadanía es tal vez el reto más importante al que se enfrentan los países occidentales. La deriva nacionalista, proteccionista, xenófoba y autoritaria de los nuevos planteamientos de muchos de los partidos antiestablishment debería ser combatida atendiendo a las causas que las originan. Mirar para otro lado esperando que capeara el temporal, como se ha venido haciendo en los últimos años, es una receta para el fracaso. Desarrollar mejores políticas de integración de los emigrantes y refugiados es clave en este sentido.

También es necesario redistribuir mejor los enormes niveles de riqueza que genera la globalización subrayar las ventajas de la diversidad y preparar a la ciudadanía para el cambio tecnológico dándole los medios necesarios para adaptarse.

No se trata tanto de proteger de los efectos de la globalización como de empoderar a los ciudadanos para que puedan aprovecharla lo máximo posible.

Finalmente, también hay que explicar mejor los límites a los que se enfrenta el estado del bienestar y qué reformas necesita para poder ser sostenible y abrir nuevos espacios y canales públicos para que la ciudadanía pueda sentirse más y mejor representada» OTERO, Miguel, y STEINBERG, Federico, «Causas del rechazo a la globalización: más allá de la desigualdad y la xenofobia». ARI 81/2016

———-

El autor es Rector general en Corporacion Universitaria Reformada de Barranquilla, Colombia.

Ponencia dada en UCEL- Rosario, Argentina, el 30 de octubre de 2017.

 

 

,
4 comments on “Cómo las ideas de Martín Lutero duraron 500 años
  1. Pingback: Cómo las ideas de Martín Lutero duraron 500 años – Corporación Universitaria Reformada

  2. Me parece muy importante este artículo, por lo que voy a difundirlo en mi Facebook, para que mis amigos lo disfruten y opinen.

  3. muy bueno el articulo. les comparto tambien un articulo sobre la biografia de Martin Lutero. lareformaprotestante.com/martin-lutero Espero les sea de bendicion.

Leave a Reply to leo Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *