Delegados del Consejo Mundial de Iglesias solidarios con el dolor que sufre el pueblo nicaragüense

Diálogo de la delegación con Obispos nicaragüenses (T.V)

 

NICARAGUA-

Por Trinidad Vázquez- 

Una delegación del Consejo Mundial de Iglesia-CMI-que representa 540 millones de cristianos y cristianas en el mundo, permaneció por dos días en el país para dar acompañamiento pastoral y promover el reinicio del diálogo nacional con el fin contribuir en el proceso de paz y justicia que tanto necesita Nicaragua.

Integrada por el Rev. Douglas Leonard, de la iglesia Reformada y Director de la oficina Ecuménica ante las Naciones Unidas; Jim Hodgson, de la iglesia Unida de Canadá; Sean Hawkey,de Comunicaciones del CMI y el Dr. Humberto Shikiya por Act Alianza, el martes 28 la delegación sostuvo un encuentro con pastores y pastoras en el Centro Intereclesial de Estudios Teológicos y Sociales, CIEETS.

El Dr. Benjamín Cortés, Rector de la Universidad Evangélica Martin Luther King Jr., informó que se reunieron con el Gobierno, obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y sectores de la sociedad civil para enterarse sobre las causas que originaron el conflicto socio político.

La hermana Tania Mairena, expuso un resumen de la comprensión práctica de la diaconía comunitaria que impulsa el CIEETS para enfrentar los retos ante el cambio climático, seguridad alimentaria, saneamiento y agua y cómo ahora la iglesia tiene otro desafío ante la crisis que vive el país.

“Hoy estamos muy desunidos y debemos poner los pies en la tierra. No conformarnos al derrotismo y el conformismo y vencer el miedo” enfatizó el pastor Jairo Arce.

El pastor Miguel Ángel Casco pidió a los delegados asesoría para que los pastores sean promotores de paz y no caer en histeria por lo que dicen las redes sociales en los momentos difíciles que vive el país.

En tanto el pastor Félix Herrera de la iglesia Pentecostal criticó por el silencio a sus hermanos de fe al expresar públicamente su preocupación por la crisis que vive el país. “No estamos bien, hay división en la familia y en la iglesia, hay represión y centenares de despidos por el cierre de empresas y a algunos porque apoyaron las marchas de protestas, como decenas de médicos”. “Necesitamos una iglesia que promueva la misión profética y en eso el CMI nos pude ayudar con una misión integral de la iglesia porque vienen días difíciles por el desplome de la economía”, enfatizó.

El pastor de la iglesia presbiteriana de Nicaragua, Ramón Ramos, reconfirmó lo dicho por el pastor Herrera, agregando que en el país además de la represión hay algunos hermanos pastores muertos, otros capturados sin orden judicial, otros perseguidos y la iglesia no se ha pronunciado con entereza porque muchos de sus pastores reciben beneficios del gobierno y otros por miedo no han jugado su rol profético.

“La iglesia Católica ha desempeñado mejor papel al dar acompañamiento a los estudiantes que iniciaron las protestas cívicas”, dijo.

Al final del diálogo el Rev. Douglas subrayó: “Los hemos escuchado y quiero decirles que oren y lean el Salmo 126 porque nosotros hemos venidos a solidarizarnos y dejarles un mensaje de esperanza”.

La misma delegación se entrevistó con el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la CEN y los obispos Rolando Alvarez y Pablo Schmidt.

Leonard afirmó ante el periodismo: “Abogamos por la justicia con la verdad por este pueblo…hemos sentido el dolor del pueblo de Nicaragua, de lo que ha pasado y declaramos nuestra solidaridad”.

El cardenal Brenes resaltó la visita del CMI como “una manera de manifestarnos que somos hermanos y están preocupados por nosotros y que están orando por este pueblo.’’

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *