Padre Ernesto Cardenal dedica premio “Mario Benedetti’’ a Alvarito Conrado del Movimiento 19 de Abril

Padre Ernesto Cardenal (Archivo)

NICARAGUA-

Por Trinidad Vázquez-

El  poeta Ernesto Cardenal, ex Ministro de Cultura y ex miembro del Frente Sandinista de Liberación Nacional-FSLN que se encuentra delicado de salud  por su avanzada su edad, anunció que dedicó el premio Mario Benedetti 2018 que otorga Uruguay, al pueblo nicaragüense y al adolescente Álvaro Conrado, una de las primeras víctimas de la represión en las protestas iniciadas 19 de abril, considerado un  héroe y mártir.

El padre Cardenal, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2012, dijo a través de un video publicado en sus redes sociales que debido a su avanzada edad, 93 años, no podrá viajar a Uruguay a recibir el premio “del que fue mi gran amigo entrañable, Mario Benedetti” un gran escritor muy famoso entre la juventud latinoamericana. Fue  además un revolucionario uno de los primeros  que me habló de la fuerza de la revolución.

Explicó que en su lugar ha delegado a Lizeth Dávila, madre de Álvaro Conrado,  a quien dedicó el premio.

El galardón, lo recibirá “una señora de la revolución, Lizeth Dávila, madre de un joven casi niño, de 15 años, Alvarito Conrado, que fue asesinado por un francotirador mandado por el régimen que actualmente tenemos (en Nicaragua), que es un régimen criminal, asesino”, dijo.

“Había orden de no atender a ninguna de las víctimas de este régimen en los hospitales y se negaron a atenderlo a Alvarito en el hospital Cruz Azul, denunció en su momento la familia Conrado, que estaba herido, y murió, de manera que fue asesinado también por el régimen”, sentenció el poeta Cardenal, que tildó de “héroe y mártir” al adolescente.

Recordó que el jovencito fue asesinado mientras asistía con agua a los universitarios “que estaban en rebelión pacífica en las calles cerca de la Catedral de Managua” contra el Gobierno de Ortega, tras unas reformas a la seguridad social, que fueron rechazadas  y días después  fueron suspendidas.

“Es un joven realmente también merecedor del premio de mi gran amigo Mario Benedetti”, resaltó el poeta, distanciado políticamente del presidente Ortega.

El sacerdote trapense dijo que el pueblo de Nicaragua, así como el joven asesinado, son los merecedores “de este premio”, debido a que los nicaragüenses “ahora están teniendo una nueva revolución, después de la primera muy bella que tuvimos, que fue una revolución armada” en los años 80 del siglo pasado.

“Ahora hay una revolución muy original, desarmada, pacífica y cívica. Algo nuevo para nosotros y para el mundo: una revolución no violenta, pacífica”, remarcó. Hasta diciembre los organismos de derechos humanos reportan  más de 600  presos políticos, decenas de desaparecidos, más de mil heridos y  525 muertos  y el Gobierno solo reporta 199.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *