Pastorado de la Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil emite manifiesto sobre la actual coyuntura del país

BRASIL-

Pastores y pastoras de la Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil-IPU- emitieron un Manifiesto sobre la situación que atraviesa Brasil en este tiempo, bajo el gobierno de Bolsonaro. “Nosotros, los ministros de la Palabra y Sacramento de la Iglesia Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil, hablamos en contra de cualquier discurso religioso para camuflar el odio y los prejuicios del color de la piel, el género, la ideología o cualquier forma de posicionamiento ante el mundo y la sociedad”, enfatizan.

Si te callas, las piedras mismas hablarán (Lucas 19: 38-40)
“Vine para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

Como pastores de la IPU, sentimos un llamado a una profunda reflexión sobre el eso sucede en nuestro país, fruto de la vida cotidiana que vivimos como ciudadanos del Brasil y el reino de Dios.

Fundada en 1978 en años completos como una reunión de presbiterianos directamente víctima del autoritarismo dentro y fuera del medio eclesiástico, FENIP fue uno de los signos de resistencia de la sociedad civil y mostró su resistencia al firmar hablando con firmeza contra la dictadura que ha establecido en nuestro país por 21 años.

Después de cuatro décadas, la Federación se convirtió en la Iglesia Presbiteriana Unida, ganó cuerpo
y tomó un papel de liderazgo en la sociedad y en organismos nacionales y ecuménicos como el Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil, donde ocupa la Vicepresidencia, el Consejo Mundial de Iglesias, CESE y la Comunión Mundial de la Iglesia Reformada, donde ocupa una de las vicepresidencias.

Todos estos organismos defienden la libertad de organización de la sociedad civil y la preservación de los recursos naturales a nivel planetario. Estas ubicaciones no son simple agenda dictada por modas políticas, sino compromisos firmemente fundamentados en la Palabra de Dios y en sólida reflexión teológica, lo mismo que la documentos fundacionales de la IPU.

En Brasil, este año 2019, hemos sido testigos de una sucesión casi ininterrumpida de eventos que chocan de frente con todos estos compromisos. La lista es extensa y se expande casi a diario, por lo que presentamos un breve reparto:
– En el estado de Río de Janeiro, bajo el pretexto de proteger a los buenos ciudadanos, el
adopta una lógica de guerra total en comunidades periféricas, en la cual la matanza de
niños y trabajadores se consideran un mero efecto secundario de la lucha contra el narcotráfico.
Se ven autoridades que conmemoran muertes accidentales en esta política necrofascista;
– En los últimos meses hemos visto ataques en la vida de estos pequeños. Entre estos
Las acciones destacan el asedio y el fuego constante bajo el cual las comunidades pobres han sido
colocadas. Este año, cinco niños/as fueron sacrificados en circunstancias similares. Más allá
de la forma en que fueron asesinados, estos pequeños se guardan entre sí el hecho de que son y
viven en comunidades negras y pobres.
– Las víctimas de la persecución política en la dictadura tienen su memoria vilipendiada, ignorando
declaraciones tomadas formalmente de miembros del propio aparato represivo, que reconoció la ocurrencia de asesinatos brutales perpetrados contra opositores del régimen.
– Aumenta la violencia contra los líderes indígenas, las poblaciones tradicionales y
trabajadores rurales
– el carácter secular del estado es pisoteado por las actitudes de los gobernantes, quienes favorecen
líderes de ciertos grupos religiosos con bendiciones, como la concesión indebida de pasaportes diplomáticos y otras delicias. Hay un gran esfuerzo por tatuar en las iglesias y en el pueblo evangélico de Brasil la marca de partidarios de este gobierno. Discursos cristofascistas han sido proferidos en los púlpitos de la iglesia en nombre de Dios.
– la educación pública gratuita, el derecho de la población, se relega al nivel secundario, con
recortes presupuestarios que comprometen la gestión de las instituciones de educación superior;
– informes de incendios forestales en pie en la Amazonía – confirmados por datos seriamente reconocidos son ignorados, distorsionados o atribuidos a inocentes prácticas de quema en tierras cultivadas. El aparato de supervisión de estas prácticas es desmantelado, con la cancelación de multas y la preservación de los equipos utilizados en deforestación;
– Los espacios de participación y control popular, como los Consejos, tan importantes en
cualquier sociedad democrática, están siendo desmantelados y extinguidos;
– el número de feminicidios ha crecido de manera alarmante en nuestro país, los perpetradores
sentirse alentada y fortalecida por el discurso antifeminista, sexista, misógino, del actual presidente de la República y que marcó toda su carrera pública.

Aunque aterradora, esta realidad ha sido enmascarada por un discurso seductor y mentiroso pronunciado en el púlpito de muchas iglesias. Disfrazado bajo una capa divina, falsos profetas han promovido la muerte y la división en nuestro país y nuestras iglesias.

La advertencia del profeta Isaías, recordada por Jesucristo, sirve como una advertencia para los
eventos presenciados por nosotros:

“Estas personas me honran con sus labios, pero sus corazones están lejos de mí.
Y en vano me adoran, enseñando doctrinas que son preceptos humanos “.
(Marcos 7: 6,7).

No hace falta simpatía ni afiliación con este o aquel partido político para darse cuenta de estos
contrario a los principios que guiaron los documentos y compromisos.

Además de la vida de nuestras hermanitas y hermanitos, la naturaleza, el don divino y la primera mitad
de la revelación divina ha sido constantemente amenazado por un discurso que coloca el dinero y la economía sobre todo.

En las palabras del Señor Jesús:
“Nadie puede servir a dos maestros; porque se odiarán y se amarán
o se dedicará a uno y despreciará al otro. No puedes servir a Dios y
a las riquezas “. (Mateo 6:24).

Ante esta situación, nosotros los ministros de la Palabra y Sacramento de la Iglesia Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil, hablamos en contra de cualquier discurso religioso para camuflar el odio y los prejuicios del color de la piel, el género, la ideología o cualquier forma de posicionamiento ante el mundo y la sociedad.

Afirmamos la necesidad de unirnos alrededor de los valores del Reino por sobre cualquier posición política y no tolera actitudes idólatras o que erijan a un simple ser humano a la condición de un mito o semidiós.

Denunciamos que las armas no son el camino a la paz elegido por Cristo. Como dijo el
Maestro: “Bienaventuradas las personas que promueven la paz, porque serán llamadas
hijos de Dios “(Mateo 5: 9).

Afirmamos la promoción de la vida plena como el valor básico del Reino, un valor opuesto y
atacado por los discursos políticos y religiosos de la actualidad en nuestro país.

Hacemos un llamado a las hermanas y hermanos, líderes y comunidades de la Iglesia Presbiteriana
Unida para reflejar la vida y el camino de fe a la luz de las Sagradas Escrituras, que tiene
en la vida y en las palabras de Jesucristo, su último criterio de interpretación, no sea que
nos engañemos con discursos superficiales y pasajeros que desplazan los ojos del verdadero objetivo de la fe cristiana: el anuncio del Reino de Dios y sus valores.

La IPU es testigo, y protagonista, del doloroso proceso de reconstrucción de la democracia de la sociedad civil en nuestro país, que comenzó hace cuarenta años y aún hoy está inacabado. No nos asiste el derecho a permanecer en silencio frente a los retrocesos que apuntan a la pérdida de los derechos y la barbarie institucionalizada como política de estado.

Que el aliento inspirador y renovador de la Santísima Trinidad nos guíe y nos libere de todo tipo de
engaño para que nosotros también podamos promover la vida plena y la creación.

En Cristo, Señor de la iglesia

Pastores e Pastoras da IPU
Rev. André Renato – IPU de Indaiatuba- SP/PJDI
Rev. Alexandre de Jesus dos Prazeres- IPU de Aracaju- SE/ PSVD.
Rev. Antônio Marcos de Souza – IPU de Emaús – MG/PEB
Revda Berenice Pain Resende – IPU de Pains- MG/ PEB
Rev. Carlos Alberto – IPU Jardim das Oliveiras- SP/PSPL
Rev. Cássio Santos da Silva – IPU de Feira de Santana- BA/PSVD
Rev. Cláudio da Chaga Soares – PEB e Comunidade Presbiteriana Unida de Vitória/ES

Rev. Cláudio Márcio Reboulças – IPU de Muritiba- BA/ PSVD
Rev. Charles Alcântara – IPU Emaús – MG /PEB
Rev. Cleverson Gomes Corrêa – IPU de Maruípe- ES/ PVTR.
Rev. Daniel Amaral Filho –IPU de Brasília- DF e IPU de Formosa- GO -PEB
Rev. Dagoberto Santos Pereira –IPU de Valério Silva- BA/ PSVD
Rev. Eduardo Dutra Machado–IPU da Penha- RJ/ PRNV
Rev. Enzo Roberto – IPU de Atibaia/ Jundiaí-SP/ PJDI
Rev. Francisco Leite – IPU de Jundiaí/PJDI e Colaborador – IPU Jordanésia- SP/PSPL.
Rev. Felipe Costa – 2o Igreja Presbiteriana de BH –PEB
Rev. Isaque de Góes Costa – IPU de Brasília e IPU de Formosa- GO/PEB
Rev. Jorge Diniz – 2oIgreja Presbiteriana de BH- MG/PEB
Rev. Luciano de Souza – IPU de Vila Yolanda- Osasco- SP/ PSPL
Rev. Luiz Pereira dos Santos- IPU Caetité- BA /PSVD
Rev. Marcos Paulo Santiago de Medeiros- PRNV/ RJ
Rev. Márcio Anhelli – IPU de Vila Proletária- RJ/PVTR
Rev. Marcelo Leandro – PSPL/ SP
Rev. Mizael Pinto de Souza- PSPL/SP
Revda Martha Medeiros – PRNV/ RJ
Revda Neusa Maria Gomes da Silva –IPU da Penha- RJ /PRNV
Rev. Percílio Bispo IPU de Itapagipe – BA/ PSVD
Rev. Pedro Lísias -IPU Campo Grande- ES. Auxiliar na IPU/IBES- Vila Velha- ES/PVTR
Revda Raimunda Cilene Bastos – IPU Amazônia- PA /PEB

Rev. Reinaldo Olécio – 1oIgreja Presbiteriana de Vitoria –ES / PVTR
Rev. Rodrigo Coelho- PRNV /RJ
Rev. Sandro Cerveira – PEB/MG
Revda Sônia Mota – CESE/ PSVD/BA
Rev. Ulisses Mantovani – PVTR/ES
Rev. Wislanildo Franco – IPU de Bonsucesso- RJ / PVTR
Rev. Zwinglio Mota Dias- PRNV/ RJ

Traducción: Claudia Florentin

One comment on “Pastorado de la Iglesia Presbiteriana Unida de Brasil emite manifiesto sobre la actual coyuntura del país
  1. Acabo de leer con sorpresa y entusiasmo este pronunciamiento de la iglesia Presbiteriana.

    Siempre pensé que las iglesias y otras organizaciones representatibas de la sociedad de cada país, dijesen su palabra y se pronunciasen sobre las malezas de autoridades y gobernantes que traducen su olvido de las promesas que hacen en campaña, cuando llegan a los gobiernos y olvidan a sus pueblos.

    Los representantes de las iglesias están en el deber moral y pastoral de decir su palabra y proclamar verdades sobre la situación de cada país, saliendo del enclaustramiento de sus púlpitos y venciendo la reserva o el miedo de decir verdades, duela a quien duela.

    Felicitaciones a los valientes firmantes de este documento que ofrece luces y dá ejemplo a las otras iglesias, evangélicas y no evangélicas de Brasil y del mundo.

    Tenemos buen motivo para comentar, debatir y reflexionar.

    Dr. Fabio Soto Caján, profesor universitario y abogado peruano, residente en el Brasil. Whatsapp: 41- 99626 3636.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *