Entrevista: “Estamos en el momento más oscuro en el país”

Bolivia, foto de archivo (Isiborosecure.com)

BOLIVIA-

Desde ALC Noticias entrevistamos a un líder ecuménico de Bolivia, quien por razones de seguridad prefiere ser llamado por otro nombre; le llamaremos Domingo, respetando su derecho a la privacidad.

¿Denominamos a lo sucedido de un golpe de Estado, está de acuerdo? ¿Por qué?

D.- Sí, es un golpe de Estado. En principio esto ha respondido a un grupo de poder que no representa democráticamente a los bolivianos y bolivianas. Ha existido también una presión y especialmente amenazas. El ultimátum que le dieron al presidente para que renunciara en 48 horas, hace recordar el mismo ultimátum que le dieron a Salvador Allende en 1973, le dijeron renuncia o suicidio. Así mismo, hubo una acción deliberada de la policía que se amotinó (a nombre de acuartelamiento) y de las fuerzas armadas que pidieron públicamente la renuncia del presidente. En un orden de Estado de Derecho, normalmente ambas fuerzas del orden están subordinadas a las autoridades electas, esto se ha roto el día de ayer 10 de noviembre.

 ¿Cuál hubiera sido, a su ver, una salida diferente?

D.- Hay muchas opciones, pero en realidad lo que no se sabía hasta hace poco, es que hay una especie de plan orquestado. No estuvieron contentos con hacer una auditoria al Órgano Electoral Plurinacional- OEP a las elecciones, no estuvieron contentos con que sea vinculante, no estuvieron contentos con que se cambie totalmente de vocales del OEP, de que el presidente convoque a nuevas elecciones, sólo querían, y lo manifestaron desde hace ya bastante tiempo atrás, con que el presidente se vaya. La salida de respuesta a eso, es que siga la institucionalidad que está siendo resguardada por el pueblo, porque si dependiera de las élites ya se hubiera roto eso desde hace mucho. A propósito, esto se evidencia porque en horas atrás tuvo que dimitir el general comandante de la policía, porque anoche no salió a reprimir brutalmente a la gente del pueblo, hay órdenes superiores que no sabemos todavía quién las está dando.

 ¿Hay gente que justifica esto porque el gobierno estaba atornillado al poder, pasó sobre la decisión del pueblo, etc. qué piensa?

D. Este tema es responde a antecedentes históricos inmediatos, que tanto a la prensa y al bloque cívico que anteriormente se llamaba media luna, le gusta mencionar a su modo de ver. Pero viene desde hace más de 10 años, desde el momento que el presidente asumió funciones salió un grupo casi para militar que siempre estuvo ligado a acciones violentas especialmente en Santa Cruz, el año 2009 tomaron instituciones públicas, canales de televisión, y propusieron la división de Bolivia. En ese momento, también obligaron a que se pusiera una parte en la nueva Constitución Política del Estado para que específicamente este presidente no se reelija, incluso querían que renuncie ya desde ese tiempo.

Tiempo después cuando el presidente gozó de más de dos tercios de apoyo de la población, se realizó
el referéndum para modificar la constitución que terminó por el No con 51 % y el Si con 49 % prácticamente. Fue un error del gobierno dado ese resultado intentar volver a reelegirse. Empero también se debe recordar que ya en aquel tiempo hubo en vísperas del referéndum, hubo enfrentamientos en la alcaldía de la ciudad de El Alto dejando al menos seis muertos, hubo grupos de choque que todo estaba enfocado a hacer ver un gobierno dictatorial, además hubo el escándalo maximizado por los medios de comunicación sobre un supuesto hijo del presidente, luego que pasó el referéndum no se volvió a hablar del tema.

Ahora bien, el descontento social ha crecido, pero que este descontento signifique la mayoría porcentual del país es falso. En la historia electoral de los últimos diez años, el presidente siempre ha perdido en los sectores que ahora están movilizados, son estos grupos radicales de cívicos, fundamentalistas cristianos, y gente acomodada de barrios residenciales que no son para nada la mayoría del país.

¿Qué opinión le merece Camacho y su estrategia política religiosa? ¿Tiene apoyo de qué iglesias?

D. Camacho, como muchos otros en su puesto anteriormente, representa a la clase oligárquica del país que ha perdido en estos años sus privilegios, aunque ha crecido económicamente. Pero también Camacho, viene de una tradición política que se caracteriza por el regionalismo y que mantiene un discurso totalitario y hasta racista. Camacho es de la iglesia Católica, empero altamente fundamentalista, este fenómeno debe estudiárselo mucho más a profundidad en la actualidad, el fundamentalismo religioso se ha extendido a la política, a la cultura, a la economía y hasta la visión de paz y justicia en Bolivia. Sobrepasa fronteras de denominaciones cristianas y una característica fundamental es su relación con el poder. Creen en una de sus arengas principales: “Si dios está con nosotros, quien contra nosotros” que gritaban estos cívicos al momento de realizar el golpe.

 ¿Suponiendo que hay pueblo realmente detrás de este movimiento cree que logren establecer gobierno que no sea acaparado por estos fundamentalistas?

D. Los fundamentalistas, especialmente los fundamentalistas neoliberales, no son la mayoría por ahora en el país. El pueblo pueblo está en estado de alerta, contra ellos siempre se ha sacado las fuerzas policiales y fuerzas armadas, antes del año 2006 casi cada año hubo estadio de sitio, toque de queda y fuerzas que salían con armamento letal, dispararon a diestra y siniestra, para imponer el neoliberalismo, pero especialmente en Bolivia hay un elemento que se debe tomar en cuenta, hay racismo profundo contra los indígenas. Por último debe examinarse el papel de la “mentira” que tiene un lugar privilegiado en este momento, influido por los medios de  comunicación, es algo una estrategia de los fundamentalistas, pareciera que todo vale si logran su cometido, hacerse con el poder para ofrendar a su dios y quienes apoyan a estos grupos fundamentalistas están por intereses personales, no dudarán en sacar a las fuerzas armadas, en disfrazar grupos de choques como saqueadores, en disfrazar policías de civiles para disparar a la gente. Realmente, estamos en el momento más oscuro en el país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *