ACTuando unidas: “El molde del patriarcado no es arcilla en las manos del Señor”

Conmemoración 25 de Noviembre- ACT Alianza (ALC Noticias)

ARGENTINA-

Claudia Florentin-

“Sobre la violencia de género tenemos mucho que decir y mucho por hacer. Nadie puede hacerlo sola. Por eso quisimos hacer este encuentro desde nuestro lenguaje de fe”, dijo inició el encuentro, Pilar Cancelo de Sedi, parte de Act Alianza. La celebración religiosa organizada por la COP de Género ACT Alianza en Argentina y la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, contó con la concelebración de las pastoras Sonia Skupch, secretaria general de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata; pastora Carola Tron, moderadora de la Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata; Mariela Pereyra,  pastora de la Iglesia Luterana Unida y Natalia Costello, pastora de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina. 

En un culto con buena participación, con un altar que representaba el número oficial de mujeres asesinadas este año en el país y con piedras que cada persona tomó y depositó para el tiempo de confesión.

La pastora Mariela Pereyra, realizó una reflexión basada en el Evangelio de Lucas 13, 10-13, sobre la mujer jorobada. “En este texto queda claro, como en todo Lucas, que en el Reino de Dios hay lugar para todas y todos, poniendo en relieve el rol de las mujeres en el camino del Maestro”, afirmó.

“Jesús curó a la mujer públicamente, la hizo visible. Seguramente los religiosos no la querían ver. Jesús la ve y la toca, la sana porque se pone en su lugar y la reconoce”.

Pastora Mariela Pereyra-Conmemoración 25 de Noviembre- ACT Alianza (ALC Noticias)

Finalizando la reflexión, Pereyra subrayó que “El molde del patriarcado no es arcilla en las manos del Señor, se resiste a quebrarse y está en el mundo eclesial. Es un pecado estructural legitimado aún hoy por las Iglesias”.

Clamamos por cielos y tierras nuevas. Pedimos por justicia, por paz y eso es imposible sin equidad. Jesús es aliado de las luchas de las mujeres. Ya no más violencia, ya no más invisibilizadas, se enfatizó.

Con una liturgia sencilla y canciones históricas de las comunidades protestante, las pastoras oficiantes comentaron la necesidad que se tiene de canciones y oraciones que hablen de un dios cercano, inclusivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *