¿Por qué hablar de migración incluso durante la pandemia?

ITALIA-

La mesa redonda sobre cooperación, desigualdades y lucha contra la pobreza organizada por el Centro de Estudios Confronti y la Fundación Rosselli acaba de terminar. El presidente de la Fundación, Valdo Spini, dice: “necesitamos una reconstrucción de ideales políticos fuertes, sin los cuales no podemos avanzar en Europa”.

“Es importante mantener la atención en este tema. Las migraciones de hoy deben verse bajo una nueva luz, precisamente en relación con lo que ha sucedido en todo el mundo en los últimos meses “, dijo el ex ministro socialista Valdo Spini, valdense, actual presidente de la Fundación Rosselli , en la apertura de la mesa redonda sobre la cooperación internacional y la lucha contra la pobreza que terminó hace poco. “El modelo de referencia para tratar con ellos es el compromiso ético que puede preocupar a cristianos y no cristianos”, dice Spini, y agrega: “en este sentido, la colaboración ecuménica entre católicos y evangélicos para la construcción de corredores humanitarios ya ha tenido lugar durante algunos años un gran significado “.

Entonces, ¿por qué hablar de migración en este momento? Annalisa Camilli , periodista de Internazionale y quien recientemente publicó el ensayo para Rizzoli: “La ley del mar” – subtítulo “Crónicas de ayuda en el Mediterráneo” – durante la mesa redonda, explicó que “precisamente porque las fuerzas las políticas no han podido ofrecer soluciones, las contradicciones vinculadas al universo de la migración continúan explotando en todo su drama “. La periodista dijo: “Si miramos los datos del informe anual de Tendencias Globales publicado hace unos días por la agencia de la ONU para los refugiados, entendemos lo que nos espera en los próximos años”.

Luego, continuó diciendo: “Las cifras nos dicen que son cerca de 80 millones de personas en el mundo que en 2019 se vieron obligadas a huir, los llamados migrantes forzados, de sus países. El doble que hace diez años”. “Siempre las cifras publicadas por el informe de la ONU nos dicen que solo una pequeña parte de estas personas, unos tres millones, han regresado a sus hogares. Y que unos pocos cientos de miles, sin embargo, son los que han logrado integrarse en los países de llegada”. Para Annalisa Camilli, finalmente, “la imagen esbozada indica que en los países de llegada hay una ausencia de políticas de inclusión, y en los países de origen de las migraciones, que son siempre las mismas, Libia, la región del Sahel, Afganistán, el Siria, de donde han huido 13 millones de personas en los últimos años, un tercio del total de personas desplazadas, los efectos de las guerras continúan “.

Por lo tanto, frente a esta imagen que se ha trazado, se hace urgente implementar intervenciones complejas, multidisciplinarias y de regularización que mantengan unidos los elementos económicos y políticos. Este es el camino tomado por la cooperación internacional para el desarrollo, del cual la viceministra de Relaciones Exteriores Emanuela Del Re, hablando durante la mesa redonda, explicó los puntos fuertes de la estrategia italiana. En particular: “el papel encomendado a las diásporas, actores sociales que deben ser el puente ideal entre los países de origen y de llegada, en una relación bilateral, entre los socios”. Luego agregó Del Re – consultada por el editor de la revista Confronti, Claudio Paravati: “Los corredores humanitarios de Europa pueden representar una estrategia efectiva de cooperación entre personas, iglesias, el estado y las ONG por las cuales es necesario luchar”.

“Volver a poner a África en el centro, que ha cambiado en comparación con hace veinte años, teniendo en cuenta los fenómenos que lo afectaron: la globalización, la urbanización salvaje, pero también la carrera por acumular recursos, pandemias, terrorismo , los conflictos que se vuelven crónicos “, en palabras de Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de Sant’Egidio. Al mismo tiempo, al expandir el proyecto de corredores humanitarios, “vidas salvadas, sí, pero que también tienen garantizado un futuro”, concluyó Impagliazzo.

Concluyendo la mesa redonda, Paolo Naso, coordinador de Mediterranean Hope, el programa de migrantes y refugiados de la Federación de Iglesias Evangélicas en Italia, reiteró la urgencia y la importancia de continuar discutiendo la migración de manera repetida. eficaz “mediante la construcción de brújulas, mapas conceptuales para la orientación en el futuro”. Naso concluyó: “Necesitamos ampliar los corredores humanitarios en una clave europea, creándolos de países como Níger, de aquellos países donde se necesita la cooperación y una política de pacificación al mismo tiempo”. Por lo tanto, “necesitamos una visión a largo plazo”. Y continuar discutiendo la migración, a través de la “reconstrucción de ideales políticos fuertes, sin los cuales no hay forma de avanzar”, como reiteró Valdo Spini.

Fuente: https://www.nev.it/nev/2020/06/23/perche-parlare-di-migrazioni-anche-durante-la-pandemia/?fbclid=IwAR18THo7MuPP2SugRoloh07zvhu17nCRaPRmFZA8NsV0d6MqbpWYBu8ZlwI

Traducción: Claudia Florentin para ALC Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *