Más de 65 pastores, líderes evangélicos y cinco sacerdotes han fallecido en el contexto de la pandemia en el país

NICARAGUA-

Por Trinidad Vázquez-

Las familias cristianas hasta el 4 de julio experimentaban una tragedia jamás vista en la historia de Nicaragua, con la muerte de más de 65 pastores, sacerdotes y líderes evangélicos en tiempo del COVID 19.

Según una lista parcial que levanta el teólogo Edward Salazar Cruz con apoyo del Rev. Jairo Arce, Director del Centro Intereclesial de Estudios Teológicos y Sociales y la Universidad Evangélica. Salazar aclara que la lista del 15 de abril al 30 de junio es parcial y sujeta a revisión, lo mismo que las causas de las muertes son diversas y sujeta a investigación de la sociología de la religión y la historia.

El teólogo comenta que algunos hermanos y hermanas ya estaban enfermos, otros por falta de cuidado y no acatar el protocolo de las autoridades sanitarias y protocolo de la Organización Mundial de la Salud, minimizaron el peligro, otros por fanatismo político, algunos porque fueron obligados por sus misiones a no cerrar los templos y otros porque Dios los mando a llamar a su presencia.

El autor de la lista reconoce y recomienda urgentemente poner en práctica una pastoral en tiempo de pandemia y post pandemia, porque considera que la vida de los ministros, su familia y comunidad debe protegerse. “Es hora de valorar la fe a la luz de la vida y no simplemente la vida a la luz de la fe”, dice.  

El último pastor que entregó su alma al Creador, el 4 de julio-confirmado por el pastor Adolfo Sequeira- es Julio Valle, de la Iglesia de Dios.

Por su parte, la organización religiosa Alianza Evangélica Nicaragüense, AEN, que coordina a cientos de pastores y templos en el país, reportó en junio el fallecimiento a causa de la pandemia de 44 reverendos; esto en una carta enviada al Rev. Rubén Proietti, Presidente de la Alianza Evangélica Latinoamericana (AEL).

En la carta, firmada por el Rev. Mauricio Fonseca Pereira, presidente de AEN, reporta que: “Este es un listado preliminar de nuestros pastores que han partido a la presencia de nuestro Señor Jesucristo de Nazaret en este tiempo de la pandemia. Nosotros hemos creado una plataforma de oración 24/7 y de ayuda material para las familias de los afectados”.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua confirmó hasta el 4 de julio, la muerte de cuatro sacerdotes y el que fuera Obispo de la catedral de León, Bosco Vivas. El diario la Prensa, del 5 de julio, informa que siete sacerdotes de la Diócesis de Esteli se encuentran aislados con síntomas del COVID19. El padre Fray Juan Valdivia Pinell está delicado de salud en esa ciudad distante a 170 Kilómetros al norte de la capital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *