Congreso Mundial Menonita proporciona recursos para el culto del Domingo de Paz

La Comisión de Paz del Congreso Mundial Menonita-CMM- proporciona recursos para el culto del Domingo de Paz animando a todas las congregaciones relacionadas con el CMM a usarlos en el día asignado como Domingo de Paz (20 de septiembre de 2020), o en otro domingo que se adapte al calendario de la congregación. 

El tema para el Domingo de la Paz este año es: “Cuando un miembro sufre, todos los miembros sufren: la paz como acompañamiento y solidaridad”.

La narrativa bíblica nos cuenta la historia de un Dios que acompaña y camina con aquellas personas que están desanimadas, privadas de sus derechos y aquellas que sufren. Es también una invitación para que, aquellas personas que creen en este Dios y que siguen a su hijo Jesucristo, vean que la humanidad está interconectada y para que reconozcan que cuando una de estas personas no se encuentra bien o está sufriendo, la creación está siendo lo que debería ser. Si nuestro interés está en encarnar la paz y la justicia de Dios en este mundo, lo que le pasa a una persona afecta y debería importarle al resto.

Si buscamos ser una Iglesia de Paz, debemos, por lo tanto, reconocer la interconexión que hay entre nosotros y nosotras; debemos acompañar y actuar solidariamente con los que sufren.

Que estos recursos que acompañamos en el archivo adjunto puedan ayudarnos en esta búsqueda.

Fundamento del Domingo de la Paz
Siguiendo la recomendación del Concilio de Paz en Bulawayo en 2003, acerca de establecer un Domingo de la Paz, la Comisión de Paz del CMM reunida en Pasadena en 2006, escogió el domingo más próximo al 21 de septiembre (Día Internacional de la Paz) como el Domingo de la Paz, para que sea conmemorado por las iglesias miembros del Congreso Mundial Menonita.

El Día Internacional de la Paz fue establecido el 30 de noviembre de 1981 por la resolución 36/67 de las Naciones Unidas, para ser celebrado por primera vez el tercer martes de septiembre de 1982, buscando que coincidiera con la sesión de apertura de la Asamblea General de esa organización. Posteriormente, la Asamblea General de la ONU estableció el 21 de septiembre como la fecha permanente para el Día Internacional de la Paz. En la resolución 55/282 del 7 de septiembre de 2001, se determina lo siguiente:
“La Asamblea General, reafirmando la contribución de la observancia y celebración del Día Internacional de la Paz al fortalecimiento de los ideales de paz y al alivio de las tensiones y las causas de conflicto (…) declara que el Día Internacional de la Paz se observará en adelante como un día de cesación del fuego y de no violencia a nivel mundial, a fin de que todas las naciones y pueblos se sientan motivados para cumplir una cesación de hostilidades durante todo ese Día”; y asimismo “ (…) invita a todos los Estados Miembros, a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, a las organizaciones regionales y no gubernamentales y a los particulares, a conmemorar de manera adecuada el Día Internacional de la Paz realizando, entre otras cosas, actividades educativas y de sensibilización de la opinión pública, y a colaborar con las Naciones Unidas en el establecimiento de una cesación del fuego a nivel mundial.”

A la luz de lo anteriormente expuesto, la Comisión de Paz del Congreso Mundial Menonita, a partir del 11 de marzo de 2006, decidió que:
– El domingo más próximo al 21 de septiembre (el Día Internacional de la Paz) será designado como el Domingo de la Paz, para ser celebrado en nuestras iglesias alrededor del mundo. Para este 2020 será el 20 de septiembre.

El personal de la Comisión de Paz del CMM elaborará una serie de sugerencias: lecturas bíblicas, peticiones de oración, reflexiones de nuestra comunidad global e ideas para realizar actividades, lo anterior con el fin de ayudar a las iglesias para celebrar este día.- Se invita a que las iglesias compartan con la Comisión de Paz las actividades llevadas a cabo para celebrar ese día.

Por favor enviar sus historias y fotos a photos@mwc-cmm.org.- A las iglesias que ya están celebrando el Domingo de la Paz en un día diferente, se les anima a continuar con su práctica, y se les invita a incluir las peticiones de la iglesia global en sus oraciones durante ese día

TemaCuando un miembro sufre, todos los miembros sufren. La paz como acompañamiento y solidaridad.
Si nuestro interés es encarnar la paz y la justicia de Dios en este mundo, lo que le pase a una persona afecta y también debería importarle a los demás.

Textos bíblicos:1 Corintios 12,12–27Rut 1,1–17Efesios 4,1–6 Gálatas 6,1–5

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *