Save The Children presenta Informe sobre realidad de las niñas en movilidad en Centroamérica, Colombia y Venezuela

Foto: Save the Children

Este miércoles 7 se presentó a nivel regional el Informe de Save The Children sobre la realidad de las niñas en movilidad en Centroamérica y en Colombia y Venezuela. Recoge testimonios de las niñas migrantes, así como las conclusiones y recomendaciones para los gobiernos y sociedad civil. Este estudio aborda el contexto migratorio centroamericano, latinoamericano y del Caribe y se enmarca en la serie global “Girls on the Move”, liderada por Save the Children Suecia.

Tiene un doble objetivo: por un lado, destacar de forma directa las experiencias de niñas y adolescentes de la región; y, por otro, brindar insumos para la mejora programática de organizaciones internacionales y Estados.

En los últimos años, el contexto migratorio en el ámbito internacional
y regional está sufriendo cambios significativos en lo que se refiere a las
causas de expulsión, las rutas, los riesgos y la composición de los flujos
migratorios; lo cual impacta de manera muy diversa y particular en
grupos que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, como el
de las niñas y adolescentes mujeres.

“En términos numéricos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas, en 2019, la niñez migrante (de 19 años o menos) representaba el 14% de la población migrante total. Al fenómeno del aumento de la infancia en contextos de movilidad humana en la región, se suman –de manera interseccional – patrones de género en la migración infantil, y distintos factores generadores de desplazamiento, como la violencia, pobreza, hambre, conflicto, persecución por motivos como raza o pertenencia a grupo social, con un serio impacto en su desarrollo y bienestar. Las
niñas y adolescentes enfrentan en mayor proporción un alto riesgo de violencia, abuso y explotación en el transcurso de su traslado, especialmente si viajan solas.
Además, cuando llegan a un país de acogida, enfrentan riesgo de humillación y acoso, ataques físicos y abuso sexual. En tales contextos, las niñas y adolescentes no logran acceder a esa protección a la cual tienen derecho”, dice en el Prólogo del Informe, Esmeralda Arosemena de Troitiño, Relatora para los Derechos de la Niñez Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En la región existen tres rutas migratorias principales: de Haití a la República Dominicana; de Venezuela a varios destinos de América del Sur; y de América Central a los Estados Unidos a través de México.

Se calcula que, a diciembre de 20198 , entre 4.5 y 4.7 millones de personas, es decir, aproximadamente entre el 15 y el 19% de la población, habían huido de la República Bolivariana de Venezuela. Según el ACNUR, “de continuar la tendencia actual, 6.5 millones de venezolanos podrían estar fuera del país a finales de 2020”. La mayoría de las personas migrantes venezolanas han migrado a otros países de América del Sur.

En junio de 2019, Colombia acogía a más de 1.4 millones de venezolanos, y un tercio de la población total había salido de Venezuela. La mayoría cruza desde los estados venezolanos de Zulia y Táchira a los departamentos colombianos de Norte de Santander y La Guajira, en la península de La Guajira en el Caribe.
Sin embargo, es difícil calcular el número exacto de migrantes venezolanos en Colombia, ya que muchos migrantes entran a Colombia a través de cruces fronterizos informales y es posible que los países de acogida sólo cuenten con migrantes “regulares”. Se estima que el 70% de los migrantes que salen de Venezuela lo hacen a través de cruces fronterizos informales.

El Informe Centroamericano se puede descargar aquí

El Informe de Venezuela y Colombia puede bajarse aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *