IEAB ve “razones suficientes” para la acusación al presidente Bolsonaro

BRASIL-

En una nota difundida el miércoles 20 de enero, la Cámara Episcopal de la Iglesia Episcopal Anglicana de Brasil (IEAB) hace duras críticas a la forma en que el presidente de Brasil conduce ciertos asuntos públicos, incluida la pandemia del coronavirus.

“El presidente de Brasil ha evitado intencionalmente tomar decisiones, muchas de las cuales son expresamente recomendadas por la ciencia, para asegurar que el pueblo brasileño goce del derecho más básico a la salud a su favor”, dice uno de los extractos del documento.

En otro, obispos y obispos de la Iglesia Anglicana refuerzan que, a juicio de la Cámara Episcopal, existen “razones suficientes para la rendición de cuentas y el proceso adecuado de obstaculizar al Presidente”. Entre las razones mencionadas, destacan el “incumplimiento intencional de obligaciones funcionales, la manifestación consciente del desprecio por la vida, la defensa de los torturadores y la velada amenaza de golpe de Estado en las elecciones de 2022”.

Lea la declaración completa:

“… No podemos callarnos ante semejante maldad”.

El Señor realiza actos de justicia y rectitud con los oprimidos.
Salmo 103.6 (Libro de oración común, IEAB)

El contexto brasileño actual nos lleva a un rincón crucial en términos de ética. Además de los desafíos y las políticas equivocadas adoptadas por el gobierno federal para enfrentar el COVID-19, tenemos sobre todo un problema que hay que enfrentar con la fuerza del ejemplo y la presencia de Jesús. Son actitudes que van más allá del campo político partidista y nos desafían en términos de nuestra fidelidad al Evangelio.

La compasión por el sufrimiento de pobres, frágiles y enfermos es una característica que nos identifica como personas comprometidas con la Buena Nueva de Jesucristo. Recordemos la parábola del juicio final donde Jesús dice: “En verdad, os digo que lo que no hiciste con alguno de estos pequeños, tampoco me lo hiciste” (Mateo 25,45).

El presidente de Brasil ha evitado intencionalmente tomar decisiones, muchas de las cuales son recomendadas expresamente por la ciencia, para asegurar que el pueblo brasileño tenga el derecho más básico a la salud a su favor. Tanto él como su gobierno han recomendado tratamientos “tempranos” sin respaldo científico, que luego intentan desmentir, además de desalentar el uso de mascarilla y otras medidas de prevención real. El reciente colapso del sistema de salud en Manaos y la información de que el gobierno federal fue advertido con anticipación del riesgo de falta de oxígeno, sin ninguna medida preventiva, revela el total desprecio por las personas a las que juró atender.

Nosotros, obispos y obispos del IEAB, expresamos nuestro pleno apoyo a todas las personas que trabajan en el campo de la ciencia, cuidando el bien común de toda la creación. Creemos que las vacunas salvan vidas. La vacunación es segura y la realizan profesionales competentes. Recalcamos que es muy importante que todos estemos vacunados, porque cuando estamos vacunados nos protegemos a nosotros mismos y a todos. En un momento tan delicado de la historia humana, vacunarse es una actitud de amor hacia nosotros y hacia el prójimo (Mateo 22, 37-39).

El incumplimiento intencional de las obligaciones funcionales, la manifestación consciente del desprecio por la vida, la defensa de los torturadores y la velada amenaza de un golpe de Estado en las elecciones de 2022 serían ya motivos suficientes para la rendición de cuentas y el debido proceso de impedimento del Presidente. La misericordia, como elemento esencial de la vida cristiana, no se puede confundir con la complicidad cuando es necesario asumir una actitud profética. Jesús enseñó que las personas que lo seguían debían actuar de manera diferente a las que gobiernan con tiranía, porque la marca del poder cristiano es la marca del servicio (Mateo 20: 25-27).

Su declaración de la mañana del 18 de enero de 2021, de que democracia y dictadura son definidas por las Fuerzas Armadas, es una señal inequívoca de que el Presidente desconoce por completo los límites constitucionales, negando la soberanía popular consagrada en la larga y sacrificada lucha contra dictadura militar. La declaración también representa una amenaza por la derrota del negacionismo y la pérdida de espacio político dentro del circuito muy conservador que es su base de apoyo político.

Sentimos el cansancio que nos lleva al agotamiento, pero el Espíritu Santo nos mueve en nuestro deber de denunciar tales cosas. Por estos motivos, que hemos repetido constantemente en nuestras cartas pastorales y, también, cuando expresamos nuestro apoyo a diversas entidades, movimientos y personas de buena voluntad en el avance de la solicitud de impeachment del Presidente. No podemos quedarnos callados ante tal maldad. También nos distanciamos de cualquier segmento religioso que, evocando el Evangelio, legitime, apoye y aliente estas prácticas crueles, inhumanas e inaceptables.

Cámara Episcopal

Bispo Naudal Alves Gomes – Diocese Anglicana do Paraná – Primaz da IEAB
Bispo Maurício Andrade – Diocese Anglicana de Brasília
Bispo Francisco de Assis da Silva – Diocese Sul Ocidental
Bispo Humberto Maiztegui – Diocese Meridional
Bispo João Câncio Peixoto – Diocese Anglicana do Recife
Bispo Eduardo Coelho Grillo – Diocese Anglicana do Rio de Janeiro
Bispa Marinez Rosa dos Santos Bassotto – Diocese Anglicana da Amazônia
Bispa Meriglei Borges Silva Simim – Diocese Anglicana da Pelotas
Bispo Francisco Cézar Fernandes Alves – Diocese Anglicana de São Paulo
Bispo Clovis Erly Rodrigues – Emérito Diocese Anglicana de Recife
Bispo Almir dos Santos – Emérito Diocese Anglicana de Brasília
Bispo Jubal Pereira neves – Emérito Diocese Sul Ocidental
Bispo Celso Franco – Emérito Diocese Anglicana do Rio de Janeiro
Bispo Filadelfo Oliveira, Emérito Diocese Anglicana do Rio de Janeiro
Bispo Renato da Cruz Raatz – Emérito Diocese Anglicana de Pelotas

CONIC con información de IEAB, Traducción ALC Noticias
Imagen: Reproducción

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *