Edwin Paraison critica el apoyo de comunidad internacional a régimen autoritario de Juvenel Moise

El ex cónsul de Haití en la República Dominicana Edwin Paraison (El Dia)

HAITÍ-

El ex cónsul de Haití en la República Dominicana Edwin Paraison criticó el apoyo que ha mantenido la comunidad internacional al régimen del actual presidente Jovenel Moise. Paraison explicó, según consigna El Día de Dominicana, que en Haití en los actuales momentos está gobernado por un régimen autoritario, ya que está gobernando por decreto porque no existe Congreso, y el poder judicial ha sido desmantelado a tal punto que jueces han sido apresados, entre otras violaciones a los derechos humanos. Paraison es miembro de la Asociación Mundial de Comunicación Cristiana en el Caribe-WACC.

Agregó que todos los sectores de la sociedad civil y las iglesias entienden que organismos como la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas han sido parcial a favor del gobierno, en medio de esta grave crisis política que está viviendo el país más pobre del hemisferio occidental.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el presidente de la Fundación Zile dice que ha sido en los últimos días que el gobierno de los Estados Unidos y organismos de las Naciones Unidas han criticado la represión que se vive en la vecina nación.

Sin embargo, asegura que los distintos sectores de la vida haitiana objetarían que organismos como la ONU y la OEA puedan mediar para buscar una solución pacífica a la crisis política que está viviendo el pueblo haitiano.

“Pero, hasta ahora, tenemos la situación de que la comunidad internacional sigue apoyándolo, sigue promoviendo la agenda política que tiene que ver con la realización de un referéndum y de un proceso electoral”, lamentó el dirigente de la sociedad civil haitiana.

Sostuvo que se trata de una situación muy difícil, y un poco compleja porque se ve una postura parcializada de la comunidad internacional.

“Y que expresa, esa comunidad internacional, que está dispuesta a enfrentar a todo el resto de la nación, para acompañar y proteger al poder”, insistió.

Dijo que las críticas que ha hecho últimamente el nuevo gobierno del presidente Joe Biden se debe a que en el mismo hay algunos ciudadanos de la comunidad haitiana con influencia en ese régimen y que pueden incidir, y por eso se ha podido hacer un pequeño cambio de la lectura que se hacía desde Washington de la situación en Haití.

“La última declaración de la subsecretaria de Estado está claro, apunta a violaciones a la Constitución sobre todo con el despido de jueces que son inamovibles en Haití, y las graves violaciones a los derechos humanos que se están produciendo en esa nación.

Recordó que la crisis política que vive Haití no es un simple enfrentamiento entre los partidos de oposición con el oficialismo.

“La situación haitiana hoy tiene que ver con toda la sociedad, y las fuerzas vivas de la nación, los grupos creíbles de la nación, estoy hablando de las iglesias, las universidades, los sindicatos, todos esos grupos entienden que es necesario una reforma constitucional y hacer cambio en la estructura del Estado, pero que bajo las actuales circunstancias políticas no existen condiciones para llevar a cabo esa reforma”, señaló.

Paraison explica que esos grupos representativos de la sociedad haitiana manifiestan que el actual presidente quiere que se produzca esa reforma para sacar beneficio político y personal de la misma.

Insiste que ante el vacío parlamentario que existe desde el 2020, y la persecución a miembros del poder judicial, el presidente Jovenel Moise no tiene la legitimidad para impulsar ese proceso de reforma, ni convocar a nuevas elecciones.

 Bandas criminales 

Edwin Paraison dice que en Haití es un secreto a voces el hecho de que las bandas criminales que se dedican a secuestrar personas y cometer otros delitos cuentan con el apoyo de ciertos sectores del oficialismo.

“En los últimos años se ha visto cierto nivel inaceptable de tolerancia de los grupos armados con sectores oficiales, hay personas que son buscadas por la justicia y que siguen realizando sus actividades delincuenciales y criminales sin ningún tipo de problema”, deploró.

Puso como ejemplo que en el carnaval que se acaba de celebrar se pudo ver a figuras fichadas por la justicia y la policía que son líderes de bandas delincuenciales, que son bandas armadas, que han florecido en los últimos años, y son responsables de los secuestros que se producen en Haití, y siguen haciendo sus actividades sin ningún tipo de problemas.

“Se han conformado una confederación de bandas, algo que no se había visto en ningún país del mundo, y a través de las redes sociales y de periodistas que le gustan sonar, tienen incidencias mediáticas”, se quejó el ex cónsul de Haití en RD.

Dice que esos criminales ofrecen declaraciones y hacen publicaciones en sus redes sociales, y demuestran su cantidad de armas que poseen y la capacidad de fuego,

“Los líderes se muestran con sus sodados, con sus grupos armados, muestran sus rostros sin problemas y la gente los conoce por sus nombres, y tienen zonas que la controlan en las cuales la policía no puede penetrar, y si lo intentan reciben órdenes superiores para que no acudan a esos lugares”, explicó Paraison.

Insistió en que todos los representantes de la las fuerzas vivas de Haití están conteste de que esas bandas criminales tienen apoyo en sectores oficialistas, situación que también es conocida por la comunidad internacional.

Sentenció que bajo ese ambiente es imposible llevar a cabo un proceso electoral porque esos grupos delictivos apoyan candidatos que tienen vínculos con sectores de poder.

En otro orden, el dirigente de la sociedad civil haitiana favoreció la mediación de expresidentes, entre ellos de República Dominicana, y premios Nobel para buscar una solución a la crisis política que vive Haití.

Dijo que ese sería un mecanismo de mediación más aceptado por todos los sectores haitianos, en vista de que el sistema de las Naciones Unidas es visto como un ente parcializado con el gobierno.

Argumenta que la República Dominicana puede levantar su voz para que haya una solución a dicha situación, ya que cualquier crisis que se produzca en Haití tiene una repercusión directa en este país.

Fuente: El Día

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *