A 47 años del Martirio del sacerdote Carlos Mugica

Padre Carlos Mugica (Cultura.gov.ar)

ARGENTINA-

Por Fernando Suarez-

Este 11 de mayo se cumplieron 47 años del asesinato del sacerdote Carlos Mugica de la Iglesia Católica Romana. Luego de sus estudios a Carlos lo designaron al norte de la provincia de Santa Fe en una zona de monte, a vivir entre familias muy humildes. Allí conoció la pobreza extrema de los trabajadores rurales.

Luego lo trasladan a Buenos Aires, Capital de Argentina, al barrio de San Cristóbal para atender una parroquia cuyos fieles eran trabajadores y trabajadoras, en su mayoría peronistas. Y allí fue su conversión ideológica: se hizo peronista, cambiando así, su pensamiento de familia oligárquica a trabajadora.  Allí comenzó una larga historia de compromiso apostólico y político, de alguna manera podemos decir, que Carlos fue un paradigma del cura comprometido que no se queda refugiado en su templo, sino que visita a las familias humildes, compartiendo sus penas y alegrías.

En los sesenta, funda con otros sacerdotes el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, que hoy continúa en Argentina con el nombre Curas Opción Por Los Pobres. También escribió páginas públicas de profundo compromiso con los pobres.

Un 11 de mayo de 1974, al salir de la Misa en el barrio de Lugano fue asesinado con tiros de una metralla por un comando paramilitar llamado “Alianza Anticomunista Argentina, AAA, liderado por José Lopez Rega.

A fines de 1973, tuve la oportunidad de conocer al Padre Carlos en la Villa Comunicaciones, en la zona de Retiro, donde misionábamos con otros jóvenes en una obra ecuménica de las iglesias: Metodista, Valdense, Evangélica del Rio de la Plata y Luterana. Estas iglesias tenían un jardín de infantes y un centro de salud donde compartíamos trabajos en forma coordinada con él.

Agradezco a Dios el haber podido conocer y trabajar en la misión con el Padre Carlos, quien fue una influencia benéfica en mi vocación religiosa y política.  

El autor es Pastor Metodista y Co Presidente del Movimiento Ecuménico Por los Derechos Humanos, MEDH.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *