Colectivo Cristianos Comprometidos se manifiestan “Por un Perú justo, solidario y democrático”

Elecciones en Perú

PERÚ-

El Colectivo Cristianos Comprometidos con la transformación nacional, consciente de la responsabilidad que tiene con la comunidad evangélica y el pueblo peruano, considera necesario y urgente manifestar a la opinión pública su punto de vista sobre el actual escenario político-electoral y sus desafíos, dice el Manifiesto hecho público la semana próxima pasada. “Conscientes del riesgo que significa otorgar nuestro voto al candidato Pedro Castillo, asumimos este riesgo en libertad de conciencia ciudadana e inspirados en los valores innegociables de Reino de Dios: justicia, paz, verdad, integridad y solidaridad y en sintonía con las exigencias de la población…”, afirman.

Aquí el escrito completo que encabezan firmando Pedro arana, lider de la iglesia Presbiteriana en Perú, Dario López, pastor pentecostal de la iglesia de Dios del Perú y Víctor Arroyo, ex director ejecutivo del CONEP-Consejo Nacional Evangélico de Perú.

1. Nos encontramos ante dos opciones político-electorales inesperadas para la mayoría de los electores. Por un lado, la candidata Fujimori acusada por la Fiscalía de graves delitos como lavado de activos, organización criminal y obstrucción a la justicia. Y por otro, Pedro Castillo, con incógnitas sobre su plan de gobierno, que necesita deslindar claramente con personajes de su entorno político que tienen problemas pendientes con la justicia. En este escenario la decisión que los ciudadanos debemos tomar no es sólo política, sino fundamentalmente ética.

2. En circunstancias políticas como las referidas y, principalmente, frente al destino de la nación, estamos convencidos de que no se trata de optar por el llamado “mal menor”, sino por la opción que signifique menos riesgo para la democracia y que garantice – mínimamente- un gobierno íntegro, justo, solidario y humano al servicio del bien común.

3. Afirmamos que el fujimorismo no garantiza un ejercicio democrático limpio. Su historial de arbitrariedades, autoritarismo, corrupción, desinstitucionalización e instrumentalización de personas e instituciones para cubrir sus malos manejos, son suficiente evidencia para no confiar en la palabra ni en las promesas de la candidata Fujimori.

4, Conscientes del riesgo que significa otorgar nuestro voto al candidato Pedro Castillo, asumimos este riesgo en libertad de conciencia ciudadana e inspirados en los valores innegociables de Reino de Dios: justicia, paz, verdad, integridad y solidaridad y en sintonía con las exigencias de la población, expresadas en la primera vuelta electoral que demandan un cambio sustancial del modelo económico para atender las necesidades reales de las históricamente abandonadas y excluidas.

5. Precisamos que nuestro compromiso con la democracia no termina con el voto, sino que demanda permanente vigilancia ciudadana para que se cumplan las promesas electorales y para que no se perturbe la gobernabilidad democrática del país, y se promueva el bienestar integral de todos los ciudadanos permitiéndoles el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de salud, educación y trabajo. En las próximas elecciones del 6 de junio, los peruanos y peruanas tendremos que decidir, entre renovar la democracia o continuar con un proyecto antidemocrático.

La corrupción empobrece y la impunidad envilece, por tanto, preferimos equivocarnos apoyando una candidatura que se presenta como representante de los sectores marginados de siempre, antes que apoyar a una candidata comprometida con la corrupción, impunidad e intereses de los grandes poderes fácticos del país. Los cristianos estamos llamados a unirnos en oración ferviente y comprometida con Dios ante la situación que vivimos y los desafíos que enfrentamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *