REDLAD denuncia que en Nicaragua son atacadas la democracia y la libertad de prensa

La Policía de Nicaragua antes de decomisar equipos en la redacción de la revista Confidencial, este jueves en Managua – Carlos Herrera

COLOMBIA-

“Durante este jueves, 20 de mayo, el régimen autoritario de Daniel Ortega ataca nuevamente los principios fundamentales de la democracia. Por un lado, a través de su Ministerio de Gobernación, abrió una investigación en contra de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y cita en un plazo absurdo de 36 minutos a la directora de la Fundación y precandidata a la presidencia de Nicaragua, Cristiana Chamorro Barrios. Asimismo, el régimen de Ortega envió a grupos de asalto de la policía a allanar las instalaciones de esa Fundación y del medio digital “Confidencial”, dirigido por Carlos Fernando Chamorro, hermano de la precandidata presidencial.  En el proceso detuvieron a dos periodistas, incluyendo a un colaborador de este diario”, denuncia la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD).

A la Fundación Violeta Barrios de Chamorro se le investiga por indicios de supuesto lavado de dinero en el período de 2015 – 2019. De prosperar la investigación y pasar a una acusación penal, esto inhabilitaría a Chamorro para competir en las próximas elecciones del 7 de noviembre, cuando el presidente Daniel Ortega pretende renovar su período por quinta vez, después de 15 años en el poder, convirtiéndose en un nuevo fraude electoral. 

Ha sido denunciado en varias ocasiones por la Plataforma Nicaragüense de Redes de ONG, espacio que aglutina a más de 100 organizaciones sin fines de lucro en todo el país, que el Ministerio de Gobernación pone obstáculos o se niega a recibir los estados financieros de las organizaciones o establece procesos burocráticos y sin fin que les impide, desde hace 7 años a las organizaciones, obtener sus constancias de cumplimiento, año con año. Todo lo anterior, es usado como para luego establecer procesos incriminatorios contra las organizaciones, como el que se pretende montar a la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. 

Asimismo, el régimen de Ortega envió a grupos de asalto de la policía a allanar las instalaciones de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y del medio digital “Confidencial”, dirigido por Carlos Fernando Chamorro, hermano de la precandidata presidencial.  En el proceso detuvieron a dos periodistas, incluyendo a un colaborador de este diario. Es la segunda vez que este medio es allanado ilegalmente, siendo la primera vez también objeto de confiscación, a finales de 2018.

En el mismo edificio donde está “Confidencial” se encontraba el periodista de AFP, Luis Sequeira, quien fue retenido y requisado. Al corresponsal de la agencia de prensa internacional le fue arrebatado su celular y le fueron borrados todos sus contactos. Ambos actos no solo violan la libertad de asociación y la libertad de prensa, viola el respeto a la propiedad privada, ya que los edificios allanados no son de exclusivo uso de la Fundación ni de los medios de comunicación.

Todo lo anterior constituye una violación flagrante a la libertad de prensa y a los derechos políticos de los ciudadanos en mención y, asimismo, una amenaza latente contra cualquier persona que se atreva a ser crítica y oposición al gobierno de Daniel Ortega. 

Estas acciones se suman a la cancelación de dos personalidades jurídicas de partidos políticos opositores en esta semana, el constante asedio a opositores y más de 100 presos políticos denunciados por organizaciones de Derechos Humanos.

Desde la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia (Redlad), dicen:

  • Exigimos al gobierno de Daniel Ortega respetar los principios de debido proceso y de los sistemas democráticos en el caso de Cristiana Chamorro. 
  • Instamos a la comunidad internacional condenar las violaciones a los principios de la democracia y la libertad de prensa en Nicaragua. 
  • Hacemos un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a su Relatoría para la Libertad de Prensa y a toda la sociedad civil del continente a denunciar y solidarizarse con la actual situación que vive ciudadanía en general, la oposición y la prensa en Nicaragua.

La democracia en este país centroamericano lleva años en crisis y siendo golpeada por el mismo gobierno y sus aliados políticos. La ciudadanía nicaragüense día a día está sometida a una constante y sistemática violación de sus derechos humanos. Es deber de la sociedad civil del continente y de los organismos multilaterales interamericanos y mundiales exigir la recomposición del sistema político. 

La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) es una plataforma sin fines de lucro, con cerca de 100 miembros y más de 300 aliados entre organizaciones de la sociedad civil, redes, activistas y otros actores sociales de América Latina y el Caribe, que trabajan por el fortalecimiento del sistema democrático, la defensa de los derechos humanos y la cohesión social de la ciudadanía latinoamericana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *