Declaración del moderador de Iglesia Unida de Canadá sobre los lugares de entierro de escuelas residenciales

Participantes del mitin marchan por Portage Ave en Winnipeg en apoyo de los sobrevivientes de las escuelas residenciales y las familias de los niños indígenas desaparecidos y asesinados. Crédito: LA PRENSA CANADIENSE / Mike Sudoma

CANADÁ-

Como parte del continuo viaje de la Iglesia Unida de Canadá hacia la verdad y la reconciliación con los pueblos indígenas en Canadá, se dio a conocer La Declaración del Moderador reverendo Dr. Richard Bott, de 19 de julio de 2021, sobre los Sitios de Entierro de Escuelas Residenciales. Escribiendo a Sobrevivientes de Escuelas Residenciales, Familias y Comunidades, el Moderador reconoce que el dolor soportado en estas escuelas fue mucho más allá de sus muros y terrenos hacia la comunidad y a través de generaciones.

Reconocemos que nuestro papel en el sistema de escuelas residenciales y la colonización es un abuso de poder a través de nuestra fe cristiana, dice. “Esperamos que nuestro trabajo continuo para la reconciliación, que ha sido guiado por los sobrevivientes de escuelas residenciales de la Iglesia Unida, refleje más verdaderamente lo que nuestra fe nos llama a ser y hacer. Estamos comprometidos con los Llamamientos a la Acción de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, especialmente los dirigidos a nosotros como perpetradores. Entre ellos figuran los relacionados con los lugares de enterramiento y los niños desaparecidos”.

Con el espíritu de decir la verdad y la transparencia, queremos compartir el trabajo que hemos realizado, en consulta con la comunidad, para identificar y restaurar cementerios. La Iglesia Unida en el suroeste de Manitoba ha apoyado activamente el trabajo en curso en la identificación y preservación de tumbas relacionadas con la escuela residencial en Brandon; esto incluye las 104 tumbas identificadas fuera del sitio en 2018. En Saskatchewan, apoyamos a la comunidad de Okanese para preservar su cementerio y honrar a los niños enterrados allí. La Iglesia Unida de Canadá también ha sido socio en la preservación del cementerio de la Escuela Industrial de Regina. (Regina era operada por la iglesia presbiteriana, pero la Iglesia Unida comparte la responsabilidad). Iglesias Unidas en Red Deer, Alberta, trabajó para preservar el cementerio de la escuela residencial en cooperación con las comunidades cuyos niños fueron enviados a Red Deer. También se han realizado investigaciones sobre posibles tumbas en la Escuela Residencial de Edmonton.

Este trabajo es solo el comienzo y entendemos que debe continuar, enfatiza. “Se requieren medidas para ubicar, identificar y honrar adecuadamente a estos niños, y para que finalmente se escuche la verdad que los pueblos indígenas siempre han sabido. Cualquier trabajo que hagamos para ayudar a buscar terrenos de las escuelas residenciales de la Iglesia Unida y sus alrededores debe realizarse con respeto, el consentimiento y la guía de los líderes, las comunidades, los sobrevivientes y las familias indígenas”.

Reconocen que no son expertos en este trabajo. “Estamos comprometidos a reunirnos con los líderes para escuchar cómo desean proceder y si desean nuestra ayuda en algún momento. Esto incluye asistencia financiera para lo que el liderazgo de la comunidad considere apropiado”, finaliza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *