La Iglesia Reformada Suiza confirma los abusos de Gottfried Locher, ex presidente de la Federación Protestante

Pastor Gottfried Locher

SUIZA-

Gaëlle Courtens

Fue presentado en Berna el informe de la Comisión de investigación interna sobre el ex presidente de la Federación protestante helvética. El pastor  Gottfried Locher, quien renunció en mayo de 2020 al cargo de presidente de  la Iglesia Evangélica Reformada en Suiza (IERS en español), acosó sexualmente a una ex empleada. Esto es lo que la Comisión Temporal de Investigación establecida en junio de 2020 por el Sínodo de IERS para arrojar luz lo que el año pasado se definió como un “terremoto” que sacudió a la Iglesia reformada nacional. 

La Comisión consideró creíble el informe de una ex empleada que había presentado una denuncia ante el Concilio de la iglesia a principios de 2020 por acoso sexual y violación de límites ( Grenzverletzungen ) en su contra por parte del pastor Locher. Los hechos se remontan a 2012, cuando Locher fue elegido presidente de la entonces Federación de Iglesias Evangélicas de Suiza..

En su  informe,  la Comisión, presidida por  Marie-Claude Ischer, llegó a la conclusión de que la integridad sexual, psíquica y espiritual de la demandante ha sido dañada. Para la Comisión, Locher “no actuó de manera justa con respecto a la ex empleada”. Según el informe, el expresidente de la iglesia no pudo distinguir suficientemente su vida profesional de la privada. El expresidente abusó de su autoridad e hirió a una ex empleada, dijo  Roland Stach. miembro de la Comisión de Investigación, afirmando que la pesquisa del caso hasta ahora le ha costado a la iglesia alrededor de 400.000 francos. 

Además, para Ischer, el comportamiento poco cooperador del expresidente no es aceptable. El Concilio de IERS ha confiado a un bufete de abogados externo la tarea de realizar una investigación independiente, Locher ha rechazado cualquier invitación a enfrentar la situación. Una actitud “no digna del presidente de una institución eclesiástica”, agregó Ischer, quien afirma que “en esta crisis la institución ha perdido parte de su credibilidad y hoy debe recuperar su lugar y su visibilidad como interlocutor confiable, lo que es grave”.

La Comisión Temporal de Investigación cree que el sínodo tiene una parte de responsabilidad en el comportamiento de Locher y propone cambiar varias regulaciones. Como explicó Ischer, estas recomendaciones, 17 en total, son institucionales, legales, financieras, éticas, así como de ética procesal, y también incluyen la gestión de crisis. “Es por el bien del personal y la reputación de la institución”, explicó. En particular, Ischer propone formación continua para todo el personal.

El informe se presentará en el Sínodo extraordinario programado para el 5 y 6 de septiembre en Berna. En Berna, en la reunión con los medios de comunicación, también estuvo presente la presidenta de la iglesia, la pastora Rita Famos,  por lo que tiene razón que la denuncia de la ex empleada fue atendida concienzudamente. Pidiendo disculpas a la demandante, Famos calificó los hechos de “deplorables”. Ischer, por su parte, quiere una compensación social, económica y personal para la demandante.

Tomado de Voce Evangelica

Traducción: ALC Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *