Los derechos digitales no pueden avanzar por sí solos; se necesita el apoyo de la sociedad civil, las iglesias y otros, afirma la Dra. Ellen Ueberschär

La Dra. Ellen Ueberschär, presidente de la Fundación Heinrich Böll, se dirige a los participantes en el simposio internacional sobre justicia digital. Fotografía: Albin Hillert/CMI

SUIZA.

CMILa Dra. Ueberschär, presidente de la Fundación Heinrich Böll, pronunció la alocución principal en la apertura del simposio en el que se exploran los desafíos y posibilidades para un futuro digital más justo, que tiene lugar en Berlín del 13 al 15 de septiembre.

“Los derechos digitales fundamentales no prevalecerán por sí mismos ni mediante compromisos voluntarios de las corporaciones”, afirmó la Dra. Ueberschär y añadió: “Por eso, hace falta el amplio apoyo y el compromiso conjunto de la sociedad (civil) y las iglesias, incluidas la política, la ciencia y las empresas, a fin de garantizar y proteger los derechos civiles en la era digital, así como lograr que el espacio digital sea utilizable para el bien común”.

Este simposio histórico, organizado por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC por sus siglas en inglés), se centra en la repercusión que tiene la transformación digital en comunidades y sociedades.

“No es un lujo”

“La participación digital no es un lujo ni algo bonito que hay que tener, sino un prerrequisito del desarrollo de sociedades inclusivas. El libre acceso a la información y las posibilidades irrestrictas de difundirla son la columna vertebral de sociedades democráticas, abiertas y prósperas”, señaló la Dra. Ueberschär.

En su discurso que abarcó muchos temas, indicó que durante la pandemia de la COVID-19, las personas aprendieron a apreciar la comunicación digital.

“Incluso celebramos el servicio de Pascua en línea. Estuvimos en contacto con nuestros seres queridos vía Zoom y Skype; algunos de nosotros pudieron hacer todo su trabajo en línea… El tráfico aéreo y el tráfico callejero disminuyeron, así que hubo algún alivio para el clima”.

“Pero al mismo tiempo, vimos gobiernos que utilizan la pandemia para instalar nuevas aplicaciones de control con el pretexto de combatirla”, comentó la Dra. Ueberschär, que de 2006 a 2017 fue secretaria general del Congreso de la Iglesia Protestante Alemana (Kirchentag).

También citó referencias de la Organización Mundial de la Salud relativas a las infodemias, la desinformación omnipresente y las noticias falsas que, por lo general, se ven amplificadas por las redes sociales y el acceso masivo.

El tema del simposio, declaró, destaca la importancia que reviste modificar el rol de la AMCC como una red con sus ideas, impulsos, presciencia y un foco particular en los grupos vulnerables.

“Debemos señalar, ya aquí, que la relación entre libertad de religión y derechos de comunicación no es para nada fácil y requiere debate y convicción en el seno del espectro cristiano”.

La Dra. Ueberschär subrayó desafíos significativos en la consecución de una digitalización justa que incluyen “la vigilancia y el control humillante versus la autodeterminación informacional y la dignidad”.

El ejemplo de Afganistán

Además, se refirió a un ejemplo reciente en Afganistán.

“Servicios como WhatsApp fueron útiles para evacuar a personas afganas, pero también las convirtieron en objetivos identificables. La propia presencia de los talibanes en las redes sociales también plantea interrogantes sobre las obligaciones de las plataformas”, sostuvo.

Acto seguido, instó a las fuerzas de la democracia y el bienestar público a permanecer unidas en la lucha para construir la credibilidad y la confianza en el mundo de los medios digitales.

“La sociedad civil, iglesias incluidas, tiene que participar en la búsqueda de lo que significa en el espacio digital, gozar de privacidad, autodeterminación y seguridad, así como garantizar la igualdad y la justicia”.

El Dr. Dagmar Pruin, presidente de Pan para el Mundo, una de las instituciones coorganizadoras de la conferencia junto con el Consejo Mundial de Iglesias y la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana. Fotografía: Albin Hillert/CMI
En sus comentarios de apertura, el Rev. Prof. Dr. Ioan Sauca, secretario general en funciones del CMI, explicó que durante la pandemia, dicho consejo tuvo que replantearse sus comunicaciones y su labor programática. Esto último lo hizo sobre todo mediante la innovación digital no solo para mantenerse en contacto con sus miembros, sino también para nutrir y alimentar la espiritualidad y la vida eclesial de su comunidad.

Ahora bien, eso indica la ascendencia influyente, y en algunos aspectos, “inquietante de los medios digitales”.

“A un determinado nivel, emerge el acceso desigual a dichos medios y a los beneficios que traen aparejados. Otras preocupaciones surgen de la marginación y la destitución que experimentan grupos y comunidades por falta de medios para llevar a cabo una efectiva comunicación digital”, explicó el Rev. Sauca.

“Perdemos sus voces, sus historias, sus ideas y apreciaciones. Más ampliamente, vemos que los medios digitales si bien la mejoran, también amenazan nuestra vida personal de consumidores, ciudadanos y familias. Es más, los medios públicos que son controlados por intereses corporativos y explotados por fuerzas demagógicas de la sociedad han empañado las perspectivas de la democracia e incluso de la verdad misma alrededor del mundo”.

El Dr. Dagmar Pruin, presidente de Pan para el Mundo, consideró que este simposio ecuménico es una importante plataforma de intercambio internacional que fortalece la red de la sociedad civil, iglesias incluidas.

“Nos permite tomar conciencia de que aunque la transformación de la sociedad a través de la digitalización no solo es inminente, también estamos en medio de la misma. Además, nos permite reclamar justicia social para todas las personas haciéndolo con voz clara y nuestra propia posición”, sostuvo el Dr. Pruin.

Los coorganizadores incluyen Brot für die Welt (Pan para el Mundo), Evangelische Kirche in Deutschland (Iglesia Evangélica en Alemania), Evangelisch Mission Weltweit (EMW) in Deutschland (Asociación de Iglesias y Misiones Protestantes en Alemania y la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *