“Del horno a tu mesa”, proyecto diacónico de la Iglesia Evangélica Valdense, dirigido a jóvenes

Proyecto de panadería para jóvenes en la iglesia Valdense de Reconquista

ARGENTINA-

El proyecto de panadería “Del horno a tu mesa”, impulsado por la Iglesia Evangélica Valdense de Reconquista, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida y subsistencia de las y los jóvenes de la comunidad de Barrio Nuevo en esa ciudad del norte de la provincia de Santa Fe, a través de la organización de una cooperativa panificadora partiendo de los principios de la economía social y solidaria. El grupo está conformado por 10 jóvenes, acompañados por lideresas del barrio, miembros de la comunidad valdense y el pastor Eduardo Obregón, sumando un total de 20 personas. Con el apoyo de SEDI, el grupo se capacitará en la elaboración de panificados, gestión cooperativa de la producción y mejora de las ventas con el fin de potenciar el trabajo que ya vienen realizando.

La parroquia valdense de Reconquista tiene sus orígenes a fines de la década de los ‘60s. En aquellos años, la Iglesia Valdense se propuso trascender su origen rural, y comenzó a promover el nacimiento de comunidades en las ciudades. En sus inicios, se nutrió de una perspectiva teológica nueva en aquel entonces, la teología de la liberación, promovida por el pastor Benjamín Barolín. Junto a don Ángel Ramírez, correntino, y dirigente del asentamiento que aspiraba a ser un barrio, la naciente congregación despertó una predisposición a la misión. La historia de la Iglesia Valdense y la de aquel asentamiento reciente, se entrelazan. Así fue como ese asentamiento se conformó en barrio, el Barrio Nuevo (situado en la ruta provincial 40 S, a unos 4 kilómetros al oeste de la ciudad de Reconquista). La iglesia acompañó los primeros pasos de aquellos vecinos y vecinas para poder urbanizar el barrio. Desde entonces, la Iglesia Valdense de Reconquista tiene una presencia importante en el barrio. Por eso, a la comunidad le gusta definirse como Iglesia Evangélica Valdense Reconquista-Barrio Nuevo. 

La mayor parte de la población de Barrio Nuevo no cuenta con trabajo formal. Esta situación se ha agravado con la pandemia de Covid. El incremento del desempleo de larga duración impacta negativamente sobre la capacidad de consumo de la población del barrio, su seguridad alimentaria, el acceso a bienes y recursos básicos, las condiciones de hábitat, entre otras; aumentando de esta manera los niveles de pobreza estructural. Esto se ve reflejado en la precarización de la calidad de vida de las familias y especialmente de los y las jóvenes, lo que pone en riesgo su supervivencia, los somete a una mayor estigmatización y situaciones de discriminación.

Como parte de su misión diacónica, la Iglesia Evangélica Valdense se propone acompañar activamente a la comunidad de Barrio Nuevo. Es en ese sentido que nace el proyecto de panadería “del horno a tu mesa” como forma de acompañar a los y las jóvenes del barrio con el propósito de que puedan desarrollar sus habilidades y capacitarse en la producción de panificados, y al mismo tiempo, contar con una salida laboral estable que les permita generar ingresos y formarse en una cultura de trabajo orientada hacia la economía social y solidaria. Como grupo, ven la necesidad de crear fuentes de trabajo que mejoren las condiciones de vida de las y los jóvenes, para que no se vean condenados a una vida vulnerable, atravesada por la violencia, la autodestrucción y la delincuencia. Otra de las motivaciones para el proyecto es la falta de abastecimiento de panificados por la distancia que tiene el barrio con el centro de la ciudad. Por tanto, la panadería facilitaría el acceso a estos productos para el resto de vecinos y vecinas.

El acompañamiento a la panadería “del horno a tu mesa” surge en el marco de un acuerdo con la Pastoral Social Evangélica; herramienta conformada por comunidades, iglesia y organizaciones evangélicas con un profundo compromiso con los sectores vulnerados y los y las trabajadores y trabajadoras de la economía popular, sosteniendo comedores, merenderos y roperos comunitarios, talleres de oficios y/o programas de inclusión social, unidades de trabajo y experiencias asociativas de autoproducción, como parte del anuncio del Evangelio.

La Pastoral Social Evangélica, tiene como propósitos fortalecer la tarea diaconal, social y comunitaria de las comunidades, iglesias u organizaciones evangélicas que la integran y acompañar activamente el peregrinar y la lucha de las y los trabajadores de la economía popular. Actualmente, tiene un trabajo articulado en diferentes provincias del país junto a congregaciones y organizaciones de la sociedad civil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *