Coaliciones de sociedad civil presentan sus voces en la OEA

Leonardo D. Félix

En el marco de la 51ª Asamblea Ordinaria de la OEA-Organización de Estados Americanos, día martes 9 de noviembre de 2021 se llevó a cabo el Diálogo de Jefes de Delegación, el Secretario General, el Secretario General Adjunto y Representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil, Trabajadores, el Sector Privado y Otros Actores Sociales de manera virtual siendo su sede la ciudad de Guatemala.

Distintas coaliciones de las organizaciones de la sociedad civil-OSC- se hicieron presentes para presentar sus posicionamientos en la variada agenda continental que, más allá de las múltiples problemáticas puntuales que las afectan (negritud y pueblos afros, migraciones en la región, por mencionar algunas), todas parecen teñirse de tonos celestes enardecidos y verdes militantes al momento de generar debate.

Libertad religiosa, libertad de conciencia, salud reproductiva, agenda de colectivos feministas y colectivos de diversidad sexual (LGBTIQ+) parecen ser los temas casi excluyentes de una región como América Latina y Caribe cuya pobreza y desigualdad quedó fuertemente marcada y aumentada en la pandemia causada por el covid19 desde marzo de 2020.

Sandra Mazo (de la organización CDD Colombia – Católicas por el Derecho a Decidir), representante de la Coalición Coalición Religiones, Creencias y Espiritualidades en Diálogo con la Sociedad Civil, tuvo a su cargo los tres minutos dados a cada coalición para expresar que, “La libertad religiosa no puede ser utilizada como un marco que legitima ciertas visiones y vulnera otras”, del mismo modo, la Coalición afirma a través de su vocera que: “Nos preocupa que algunas voces religiosas sean instrumentalizadas por ciertos grupos políticos para negar los derechos a la inclusión, a la diversidad y la igualdad, reflejando una visión excluyente del mundo religioso”

Para finalizar, concluyó instando al Organismo multilateral y sus países miembros a:

  1. A continuar fomentando espacios de diálogo y encuentro que valoren el principio democrático de las pluralidades religiosas y espirituales en nuestros países.
  1. A cumplir con los mandatos de la resolución de libertad religiosa del organismo, que instan a conformar un espacio de diálogo regional que dé cuenta de la mayor variedad de expresiones sobre estos temas.
  1. Y a seguir trabajando en los alcances e impactos de la propia resolución de libertad religiosa, para que sea una herramienta que promueva el rol democrático de las religiones y espiritualidades, en su articulación con las garantías de todos los grupos que componen el diálogo de sociedad civil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *