No hay equidad en la compensación de clérigas metodistas unidas

Foto de Kathleen Barry, Comunicaciones Metodistas Unidas

ESTADOS UNIDAS-

Por Jim Patterson-Noticias MU-
Traducción y adaptación: Leonor Yanez

Claves:

•Un nuevo estudio muestra que las mujeres del clero aún no reciben una compensación equivalente a la que disfrutan sus homólogos masculinos.

 • Los hombres constituyen el 68% del clero metodista unido.

 • El informe indica que se ha logrado un progreso modesto en el tema de la compensación por parte de hombres y mujeres en la iglesia. 


Un nuevo estudio en La Iglesia Metodista Unida (IMU) indica que la compensación para las mujeres del clero continúa siendo menor que la de sus pares masculinos, a pesar de los avances en muchas conferencias anuales. “Si no lo exponemos, nunca lo arreglaremos.  Así que solo estamos … tratando de sacarlo a la luz para que seamos conscientes, porque muchas personas no lo sabían” dijo la Revda. Pamela Pirtle, directora de desarrollo de liderazgo y responsabilidad de la Comisión Metodista Unida sobre el Estatus y el Papel de la Mujer, la agencia que encargó el estudio. 

El 27 de octubre se publicó el segundo de los tres lotes de información del estudio “Tendencias geográficas de las disparidades de género en 2020 en la composición y compensación para el clero de La IMU”. La investigación fue realizada por Magaela C. Bethune, profesora asistente de Estudios Afroamericanos en Universidad Loyola Marymount en Los Ángeles, California.

“A pesar de la tendencia de que las mujeres constituyen más de la mitad de los/as miembros de La IMU, están significativamente subrepresentadas entre el clero activo a tiempo completo, y se les paga significativamente menos que a los/as clérigos metodistas unidos/as” dijo Bethune en el informe; las disparidades se están moviendo en la dirección correcta, pero muy lentamente, dijo Bethune y agregó: “Sin un esfuerzo e intervención intencionales … es insuficiente para abordar la magnitud del problema”.

En los Estados Unidos en 2020, las pastoras metodistas unidas ganaron 8,2% menos que sus contrapartes masculinos, y hay muchos más clérigos masculinos que femeninos en la denominación. Los hombres constituyen el 68,1% y las mujeres el 31,9% de todo el clero metodista unido. “Los porcentajes … hablan por sí mismos” dijo la Revda. Rachel Billups, pastora de la Iglesia Ginghamsburg, una congregación metodista unida de varios campus en la Conferencia Anual del Oeste de Ohio. Billups es una de las pocas pastoras que lidera una mega iglesia metodista unida: “Mientras exista este nivel de disparidad… no ha habido suficiente énfasis dentro de la denominación; y no se trata simplemente de una cuestión de equidad para las mujeres, sino también para las personas de color, así como para los/as clérigos que sirven en y entre los/as pobres”.

Al dividir las estadísticas en conferencias anuales, muchas lograron avances en la reducción de la brecha salarial entre 2015 y 2020. Entre ellas se incluyen Baltimore-Washington, Dakotas, Este de Pensilvania, Florida, Great Plains, Holston, Illinois Great Rivers, Luisiana, Memphis, Misisipí, Nueva Inglaterra, Nueva York, Norte de Tejas, Carolina del Sur, Sur de Georgia, Susquehanna, Tejas, Alto Nueva York, Oeste de Ohio, Oeste de Pensilvania y Wisconsin.

Por ejemplo, la brecha entre el salario promedio de hombres y mujeres en Luisiana en 2020 fue de $3.555, en comparación con $14.555 en 2015, lo que refleja una disminución del 76% en la disparidad.

Hay algunos factores que complican el estudio:

• Las mujeres del clero eran en promedio 11 años más jóvenes que sus homólogos masculinos en 2020, y los/as clérigos con más experiencia tienden a ganar más dinero.

 • Solo se recopilaron datos de personas inscritas en el sistema de Beneficios e Inversiones Wespath, lo que significa que algunos/as pastores/as, diáconos/as y ancianos/as a tiempo parcial no formaron parte del estudio.

 • El costo de vida varía en diferentes partes de los Estados Unidos, lo que podría explicar parte de algunas disparidades.

El estudio también analizó la asignación por vivienda y las casas pastorales, donde nuevamente los hombres van a la delantera que las mujeres en compensación. “Cuando se realizaron análisis segmentados por edad, años de servicio, tipo de miembro del clero y jurisdicción, las mujeres del clero aún recibían un salario significativamente menor que los hombres en 2020 en las siguientes conferencias anuales: Centro de Tejas, Este de Ohio, Iowa y Norte de Georgia” según el informe. 

La Jurisdicción Sureste se destaca por su menor porcentaje de clérigos femeninas del 27% en 2020, mientras que en las otras cuatro jurisdicciones se ubican entre 31% y 35%.

“Las mujeres están significativamente subrepresentadas en las siguientes conferencias anuales en comparación con todas las demás conferencias: Oeste de Ohio, Susquehanna, Oeste de Pensilvania, Arkansas, Noroeste de Tejas, Alabama-Florida del Oeste, Holston, Kentucky, Mississippi, Norte de Alabama y Sur de Georgia” dijo el informe.

Hay muchas mujeres en la jerarquía de la iglesia que están ayudando y probablemente se sientan presionadas para hacer más, dijo Bethune y agregó: “Sé que hicieron un trabajo importante en la Conferencia Anual del Norte de Alabama, y aunque todavía no están en una mejor posición, ha habido un poco de mejora”.

“En este momento hay algunas conferencias que están dirigidas por mujeres … que están yendo bastante mal en términos tanto de la representación de las mujeres como en su nivel de compensación en esas conferencias. Probablemente sea cierto que esas mujeres líderes se encuentran en una posición única para tener una mayor intención y comprensión de cómo funcionan estos problemas, porque en realidad se han abierto camino a través de ese conducto; pero también es lógico que la gente ponga la responsabilidad de ese trabajo en las mujeres porque son mujeres” dijo Bethune.

Los hombres metodistas unidos también tienen un papel importante que desempeñar para hacer que la denominación sea más equitativa para las mujeres del clero, dijo Bethune: “Cuando pensamos en las personas que están más sistemáticamente en posición para influir en estas políticas, ellas no son quienes realmente se ven afectadas por la disparidad; es imprescindibles que los hombres se hagan presentes”.

Según el informe, todas las conferencias y jurisdicciones deben examinar las políticas y procedimientos que influyen en cómo se compensa al clero. “Se aconseja que también se revisen los factores que influyen en la situación general de las clérigos, por ejemplo: Nombramientos, procesos de ordenación, canalizaciones al ministerio, etc., de modo que puedan apoyar mejor la participación, promoción y compensación equitativa del clero en función del género” concluyó el informe.

Billups se hizo eco del llamado para que se haga más trabajo y sugirió un cambio en la forma en que se percibe el problema: “Necesitamos cambiar nuestra mentalidad de escasez y abrazar a nuestro Dios de abundancia. Tenemos que compartir pues hay mucho Evangelio y campos misioneros más que suficientes para todos/as. Busquemos nuevos sistemas de justicia para lograr juntos la equidad”.

Patterson es reportero de noticias para Noticias MU en Nashville, Tennessee. 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *