El Comité Central del CMI llora las vidas perdidas y celebra el don de su legado

Foto: Albin Hillert/CMI

SUIZA-

En la oración de clausura de su primer día de reunión, el Comité Central del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) lamentó las vidas perdidas durante el pasado año y, al mismo tiempo, celebró el legado y los dones de las personas fallecidas.

La oración “In Memoriam”, durante la cual se leyeron sus nombres con música de fondo, fue un momento de tristeza en el que el órgano rector del CMI rindió homenaje a las vidas perdidas por la COVID-19, así como por otras causas.

En la oración, celebrada por videoconferencia al igual que el resto de la reunión del Comité Central, el grupo dio gracias a Dios por los discípulos fieles de todas las generaciones:

“Hoy te damos las gracias por la vida de tus siervos que han fallecido desde la última reunión de nuestro Comité Central. Celebramos con corazones agradecidos su valentía y su visión, así como su fe y su fidelidad en su labor por el movimiento ecuménico y sus esfuerzos por la unidad de las iglesias”.

El Comité Central celebró también en la oración la sabiduría de las personas fallecidas y su inquebrantable compromiso con la unidad: “Celebramos su esperanza y confianza en que llevarás a cabo lo que empezaste en Jesucristo. Celebramos su compromiso de vivir y morir a tu servicio”.

Tras la lectura de los nombres, el Comité Central oró por las personas que están tristes o se encuentran solas.  “En estos momentos en los que recordamos a aquellas personas cuyos nombres hemos pronunciado, oramos también por aquellas personas que han fallecido durante esta pandemia, por las que han quedado atrás y por las que están de luto”. “Oramos por las personas que anhelan la esperanza, la verdad y el amor, y que te buscan con todo su corazón”.
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *