Duelo y oraciones tras ataque a escuela en Tejas

La gente reacciona afuera del Centro Cívico Willie de Leon en Uvalde, Tejas, donde fueron transportados/as los/as estudiantes desde la Escuela Primaria Robb después de un tiroteo que dejó 19 niños/as y dos maestras muertas. Foto de Marco Bello, Reuters.

ESTADOS UNIDOS-

Por Heather Hahn-
Traducción y adaptación: Leonor Yanez- Noticias M

El pueblo metodista unido está dando un paso al frente para brindar apoyo y oración después de un horrible tiroteo en una escuela primaria de Tejas, que cobró la vida de al menos 19 niños/as y dos maestras. Incluso mientras ora por las familias en duelo y una comunidad traumatizada, muchos en la iglesia también preguntan con las palabras del Salmo 13: “¿Hasta cuándo, oh Señor, hasta cuándo?”

“Nuestros corazones están rotos por la gente de Uvalde, Tejas” dijo el Obispo Robert Schnase, cuya área incluye a Uvalde, en un mensaje del 24 de mayo. Dirige las conferencias de Río Tejas y Nuevo México.

“Oramos por las familias, amigos/as y comunidades de las víctimas. Ora por Consuelo y alivio del dolor inimaginable que están sufriendo y sufrirán en los próximos años. Debemos involucrarnos, presionar e impulsar al Congreso para que establezca leyes de armas que protejan a los/as niños/as, nuestras familias, amigos/as, seres queridos y comunidades” dijo la Revda. Susan Henry-Crowe, máxima ejecutiva de la agencia.

Mujeres Unidas en la Fe también ofreció una oración: “Oh Señor en tu misericordia, escucha nuestro llanto por las familias destrozadas por la pérdida de sus hijos/as y seres queridos en el tiroteo escolar de ayer en Tejas. Señor, ten piedad de nuestra nación que continúa considerando este asesinato recurrente de nuestros escolares como un precio aceptable de ‘libertad’. Señor, sana nuestra mente colectiva y ayuda a nuestros políticos a reunir la integridad y el coraje para actuar para que podamos detener esta carnicería y dolor” oró Harriett Jane Olson, máxima ejecutiva de la organización de mujeres.

“Estamos devastados/as por las vidas perdidas durante el trágico tiroteo en la Escuela Primaria Robb. Lloramos por quienes murieron hoy y oramos fervientemente por las familias de las víctimas y cubrimos con oración a la comunidad más grande de Uvalde”.

Los/as metodistas unidos/as en los Estados Unidos se han enfrentado muchas veces a una violencia similar; y hace menos de dos semanas un hombre armado mató a 10 personas en un tiroteo masivo alimentado por el racismo, en una tienda de comestibles de Buffalo, Nueva York, y otro hombre armado mató a una persona e hirió a otras cinco en un ataque a una iglesia presbiteriana taiwanesa en California.

La masacre en la Escuela Primaria Robb en Uvalde ahora se une a la lista de los tiroteos escolares más mortíferos. Los/asmetodistas unidos/as también respondieron en 2018 cuando un hombre armado mató a 17 personas en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, y en 2012 cuando un tirador mató a 26 personas, incluidos 20 niños/as, en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut. Education Week informa que en lo que va del año, ha habido 27 tiroteos en escuelas que han dejado personas heridas o muertas.

A raíz de la masacre de esta semana, Thomas J. Bickerton el presidente del Concilio de Obispos/as Metodistas Unidos/as, está llamando al clero y a los/as laicos/as a “pasar a la ofensiva” para detener los tiroteos masivos. “Si usted es un cuerpo eclesiástico, no se conforme solo con el entrenamiento de tiradores activos. Decida que trabajará activamente para transformar vidas de la violencia a la paz, elija funcionarios/as que no se conformen con la inacción e inyecte a las comunidades la gracia y el amor de Cristo que alterará el curso de nuestros comportamientos actuales” dijo en un comunicado de prensa.

Uvalde es una ciudad mayoritariamente hispana de unos 16.000 habitantes, ubicada en el suroeste de Tejas a unas 80 millas al este de San Antonio, la ciudad principal más cercana.

La Primera Iglesia Metodista Unida (IMU) en Uvalde permaneció abierta hasta la noche del 24 de mayo para que la gente viniera a orar. El Rev. Stephen Peyton, pastor principal de la iglesia, pasó esta mañana reunido con líderes de la comunidad para ver qué ayuda adicional a futuro puede brindar su congregación de 500 miembros.

El Sistema Metodista de Salud en San Antonio también envió un equipo de respuesta de emergencia esta mañana para brindar asesoramiento en Uvalde. El Rev. Austin Frederick Jr., vicepresidente de cuidado pastoral del sistema y anciano metodista unido, lidera el equipo que incluye a la Revda. Raquel Feagins, pastora de la IMU La Trinidad en San Antonio.

De vuelta en San Antonio, El pueblo metodista unido también está sumando su voz para tratar de ayudar; y la IMU La Trinidad planea realizar un servicio de oración el 26 de mayo.

“Hemos trabajado históricamente con Marcha por Nuestras Vidas y Madres Exigen Acción para promover la conciencia sobre la violencia armada y la necesidad de una reforma con sentido común de las políticas de armas. Es posible que pronto nos llamen para un evento similar” dijo el Rev. John Feagins, esposo y co-pastor de Raquel Feagins, y agregó que como todos los demás, la congregación está orando por las personas muertas, heridas y aterrorizadas por este evento y por quienes los atienden.

Pero también ora por quienes viven con el trauma de la violencia armada y están reviviendo ese trauma mientras lloran con la gente de Uvalde: “Oro por la fe para superar el miedo a la violencia armada, miedo que convierte el asesinato masivo en marketing masivo para más compras y proliferación de armas; también oro para que los/as líderes religiosos/as tengan el coraje y la integridad para servir al Príncipe de la Paz y promover la paz con justicia, desescalada y desarme. Somos un pueblo de Paz”.

La IMU Northern Hills en San Antonio también realizó hoy una vigilia de oración. La Revda. Lupina Villapando-Stewart, pastora principal de la iglesia, dijo que quiere que la iglesia y la comunidad circundante tengan la oportunidad de lamentarse; además quiere equipar a las personas para que se conviertan en “un círculo de influencia” que tenga un impacto positivo en su comunidad.

En medio de la tragedia de la semana, Villapando-Stewart estaba pensando en la palabra griega makarios, traducida como “feliz” en la mayoría de las traducciones del Sermón de la Montaña. “Makarios significa que tienes un lugar especial dado por Dios que te hace ver el mundo diferente, ¿verdad? Entonces, lo que le digo a la gente es que nuestro objetivo es ser makarios para el reino de Dios” concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *