Votación en Florida reaviva división sobre participación de personas LGBTQ en la iglesia

Las sillas cubiertas simbolizan que los/as candidatos/as de la Conferencia Anual de Florida para membresía provisional, un paso importante hacia la ordenación como anciano/a o diácono/a, no lograron la aprobación de la sesión del clero de la conferencia. La controvertida decisión tomada durante la reunión de la conferencia en Lakeland, Florida, ilustró la división denominacional sobre la inclusión LGBTQ. La decisión también alteró el servicio de clausura del 11 de junio, donde se comisionarían los 16. Foto de Esther Rodríguez vía Facebook.

ESTADOS UNIDOS-

Por Sam Hodges
Traducción y adaptación: Leonor Yanez-Noticias MU-

La sesión del clero de la Conferencia Anual de Florida decidió no aprobar una lista completa de 16 personas para avanzar en el camino hacia la ordenación de ancianos/as o diáconos/as. La decisión enfureció a la conferencia, repercutió en La Iglesia Metodista Unida (IMU) y enfatizó el conflicto de la denominación sobre la inclusión total de las personas LGBTQ, ya que se requiere la aprobación de la sesión del clero para quienes buscan una membresía provisional, un paso importante hacia la ordenación y la membresía plena de la conferencia.

Al igual que algunas otras conferencias anuales en los Estados Unidos, la sesión del clero de la Conferencia Anual de Florida tradicionalmente vota por un grupo completo de candidatos/as a miembros provisionales, y en este caso teniendo diferentes perspectivas sobre la inclusión personas LGBTQ, estuvo de acuerdo en que fue la presencia de candidatos/as abiertamente homosexuales en el grupo de este año lo que provocó que la sesión no alcanzara el 75% requerido de votos para su aprobación, algo que suele ser rutinario.

Muchos/as en la Conferencia Anual de Florida y más allá vieron la votación como una injusticia cruel, posponiendo el avance de los/as candidatos/as que habían dedicado años de preparación y habían sido recomendados/as por la junta de ministerio ordenado de la conferencia, así como por una iglesia local y una junta de distrito.Bishop Kenneth Carter, episcopal leader of the Florida Conference, said he would have “gladly” commissioned and appointed 16 candidates who were not approved by the conference clergy session for provisional membership — an important step toward ordination as a United Methodist elder or deacon. Photo courtesy of the Florida Conference.

El Obispo Kenneth Carter, líder episcopal de la Conferencia Anual de Florida, dijo que “con mucho gusto” habría comisionado y designado a 16 candidatos/as que no fueron aprobados por la sesión del clero de la conferencia para membresía provisional, un paso importante hacia la ordenación como anciano/a o diácono/a metodista unido/a. Foto cortesía de la Conferencia Anual de Florida.

Los/as tradicionalistas enfatizaron que el clero promete defender la política metodista unida que, a pesar de muchos esfuerzos para cambiarla, dice que la práctica de la homosexualidad es incompatible con la enseñanza cristiana y prohíbe la ordenación de “homosexuales practicantes declarados/as”.

“El contexto histórico para la votación es el panorama más amplio de nuestra denominación y sus divisiones” dijo el obispo de la Conferencia Anual de Florida, Kenneth Carter durante un servicio el 11 de junio, que clausuró la reunión de la conferencia, celebrada en Lakeland, Florida.

Los/as 16 candidatos/as pueden ser considerados/as nuevamente en una futura sesión del clero, pero dada la votación de la semana pasada, el servicio final, que se anunció como un servicio de concesión de licencias, comisionamiento y ordenación, solo presentó candidatos/as para la ordenación y la concesión de licencias.

Durante el servicio, Carter dirigió a la multitud en lo que llamó un momento de “santo silencio” por los/as 16 y señaló que si bien los/as obispos/as nombran al clero, no se unen a la investigación de antecedentes de los/as candidatos/as: “Quiero decirle a quienes habrían sido comisionados/as, a cada uno/a de ustedes, que con mucho gusto los/as habría designado y comisionado”.

Anteriormente, el 11 de junio, la conferencia aprobó por abrumadora mayoría una resolución en la que se disculpaba por el daño causado a esos/as candidatos/as, incluido el retraso en sus carreras y el vuelco de lo que habría sido un día de celebración con familiares y amigos/as.

Dos de los/as 16, Kipp Nelson y Erin Wagner, confirmaron para Noticias MU que eran los/as candidatos/as abiertamente homosexuales en el centro del debate, aunque no por su nombre, durante la sesión del clero del 9 de junio. “Es desgarrador ser una de las personas LGBTQ sin nombre en la sala cuando están discutiendo tu caso. Es un lugar realmente incómodo para estar” dijo Nelson, que ya es un pastor local con licencia que sirve en la Iglesia Metodista Unida St. John’s on the Lake en Miami Beach.

Nelson, quien comenzó su camino a la ordenación de ancianos en 2015, agregó que estaba “sintiendo el peso” de que todo el grupo estaba siendo bloqueado por lo que describió como “odio hacia nosotros/as, las personas LGBTQ”.

Wagner, una trabajadora social y terapeuta ambulatoria que está en el camino a ser diácona y se graduó de la Facultad de Teología de la Universidad de Boston, dijo que estaba “desconsolada” por todos/as los/as candidatos/as bloqueados/as: “Todos/as ya estamos sirviendo a la conferencia, iglesias locales, hospitales y organizaciones sin fines de lucro, y esta decisión no afirma el trabajo que ya estamos haciendo ni nos permite dar los pasos necesarios para avanzar en nuestros llamados y carreras. Las implicaciones son emocionales, financieras y éticas”.

Aunque el debate de la sesión del clero se centró en dos candidatos/as homosexuales, una tercera, Anna Swygert, dijo a Noticias MU que ha sido abierta sobre su orientación hacia el mismo sexo, aunque no está activa en las redes sociales al respecto, y agregó que quería ser agrupada con Wagner y Nelson. “Es particularmente importante, debido a que hay muy poca representación LGBTQ en los espacios religiosos, tener ejemplos de personas LGBTQ que viven su llamado” dijo Swygert, quien está trabajando para la ordenación como diácona. Actualmente es subdirectora de un programa de cuidados paliativos para adolescentes en un hospital, así como directora de participación comunitaria en la Fundación Gator Wesley, el ministerio metodista unido de la Universidad de Florida.

Aunque la mayor parte de la reunión de la Conferencia Anual de Florida se llevó a cabo en Florida Southern College, la sesión del clero se llevó a cabo en la Primera Iglesia Metodista Unida de Lakeland, donde Swygert creció. “Esto tuvo lugar en el santuario de mi iglesia natal… el lugar donde se casaron mis padres, me bautizaron, me confirmaron, se llevó a cabo el funeral de mi padre y yacen sus restos cremados. Fue indescriptiblemente doloroso que esta batalla se librara en mi casa” publicó en Facebook.

El voto de la sesión del clero de la Conferencia Anual de Florida fue muy discutido en las redes sociales y fue objeto de protestas en otras reuniones de la conferencia anual de Estados Unidos a fines de la semana pasada. El Colectivo de Mujeres Clérigas Jóvenes de La IMU publicó una carta abierta criticando la votación: “Claramente estamos muy lejos de aprender lo que significa encarnar al fundador del metodismo, Juan Wesley y la primera regla general: ‘No hacer daño’” dice la carta.

El clero tradicionalista de Florida se sumó a las expresiones de tristeza. “Lo que sucedió el jueves por la mañana en la sesión del clero no fue ‘ganancia’ para nadie; fue una situación penosa y lamentable”dijo el Rev. David deSilva, anciano de la Conferencia Anual de Florida y profesor de Nuevo Testamento y Griego en el Seminario Teológico Ashland, en una declaración ampliamente compartida y publicada en Facebook. Pero deSilva, en su publicación, dijo que la culpa es de la junta de ministerios ordenados de la conferencia por recomendar candidatos/as homosexuales a pesar de las enseñanzas oficiales de la iglesia sobre la homosexualidad y las restricciones relacionadas con la ordenación: “La junta estaba haciendo esto a sabiendas, poniendo al clero de la conferencia anual en posición de actuar desafiando el pacto que como clero, hemos jurado defender, que incluye acatar las decisiones de la Conferencia General como se detalla en el Libro de disciplina”.

El Rev. Jack Jackson, otro anciano de la Conferencia Anual de Florida, tradicionalista y profesor de seminario, dijo que la conferencia está claramente en un camino progresista, pero que la junta y los/as líderes de la conferencia actuaron demasiado pronto al presentar candidatos/as homosexuales: “Claramente el liderazgo de la conferencia y la junta del ministerio ordenado sobreestimaron el apoyo actual para la ordenación de personas LGBTQIA. Actuaron con presunción y en el proceso, dañaron a las personas que iban a ser comisionadas, así como a todo el clero y la conferencia en general” dijo por correo electrónico.

Carter se negó a responder a las críticas, pero otro de los 16 candidatos, Lucas Bonates, sí lo hizo. “No podía creer que algunos/as clérigos/as ofendieran el Libro de Disciplina al faltarle el respeto al trabajo de las iglesias locales, el superintendente de distrito, el comité distrital de ministerio y la junta de ministerio ordenado que realmente conocen a cada candidato/a, ven el fruto de sus ministerios y afirmaron su llamado” dijo Bonates, nativo de Brasil, quien se desempeña como pastor asociado de la Primera Iglesia Metodista Unida en Coral Gables, Florida. Bonates, quien asistió al Seminario Teológico de Asbury, se describió a sí mismo como teológicamente ortodoxo, pero dijo que está “siendo transformado” por el ejemplo de sus colegas LGBTQ. “Trabajo con Kipp Nelson uno de los candidatos, y su testimonio, su amor y servicio hacia los demás me hizo darme cuenta de que Dios tiene un propósito para su vida” dijo Bonates.

El propio Nelson rechazó el argumento de que miembros de la conferencia del clero estaban obligados/as por el Libro de Disciplina a votar en contra de aprobarlo a él y a los/as demás. “Este es un problema de justicia, y hay innumerables ejemplos en las Escrituras cuando las reglas se rompieron por el bien de la justicia, y Jesús nos modeló eso mejor que cualquier otro” dijo.

Carter informó a la conferencia que la sesión del clero tuvo una primera votación de alrededor del 70% para su aprobación, y que acordó realizar una segunda votación, pero el resultado fue de alrededor del 72% a favor, un puñado de votos por debajo del margen necesario. Algunos/as clérigos/as dijeron que hubo un esfuerzo fallido de tener una votación sobre candidatos/as individuales.

La IMU se ha enfrentado a la división por la inclusión LGBTQ durante décadas, con un desafío cada vez mayor en los Estados Unidos a las restricciones sobre las bodas y la ordenación entre personas del mismo sexo.

La Conferencia Anual de Florida se reunió cuando el ritmo de las iglesias locales que buscan dejar La IMU se ha acelerado, y algunas se han ido a una nueva denominación tradicionalista, la Iglesia Metodista Global, y la semana pasada, aprobó 14 desafiliaciones de iglesias locales y Carter dijo que los/as clérigos/as que planeaban irse eran prominentes en el debate sobre los/as candidatos/as homosexuales para la membresía provisional.

“Una gran mayoría de las voces que hablaron en la sesión del clero, ya sea en contra de su candidatura o en contra de los procesos que condujeron a su candidatura, se encontraban entre quienes están en procesos formales de salida de nuestra iglesia. Digo esto no como un desprecio sino como un hecho histórico; un número menor de estas voces se ha ido desde la sesión del clero a principios de esta semana” dijo Carter.

Los/as tradicionalistas dijeron que la Conferencia Anual de Florida y la denominación en general deberían facilitar el camino de desafiliación para las iglesias y el clero que se oponen a lo que los/as tradicionalistas ven como la adopción inevitable de la inclusión total LGBTQ por parte de La IMU. “El mensaje que nos gustaría comunicar es que nos gustaría que nos dejen ir de una manera justa y amistosa, y realmente todo este conflicto podría detenerse” dijo el Rev. Jeremy Rebman, presidente de la tradicionalista Asociación del Pacto Wesleyano, Capítulo de Florida.

La Conferencia Anual de Florida apunta hacia una conferencia anual especial a finales de este año para considerar otras solicitudes de desafiliación de iglesias locales y también podría haber una sesión del clero antes de lo habitual, de modo que los/as candidatos/as a miembros provisionales no tengan que esperar hasta la reunión de la Conferencia Anual de Florida de 2023 para otra votación.

“Estamos reflexionando sobre un proceso que no hará más daño y que realmente servirá a los/as candidatos/as, a la conferencia anual y por extensión, a la misión de la iglesia; escucharemos a una serie de partes interesadas en la exploración de una sesión del clero en un plazo más cercano” dijo Carter a Noticias MU.

El obispo señaló en el servicio del 11 de junio, transmitido en vivo, que la controversia había llamado la atención mucho más allá de Florida: “Aquellos/as fuera de Florida que puedan estar adorando con nosotros/as hoy, que han estado observando, orando y reflexionando, quiero decirles simplemente que esta es una conferencia llena de gente increíble”.

Nelson, Wagner y Swygert enfatizaron que muchos/as se habían acercado a ellos/as desde la sesión del clero. “El nivel de apoyo que he recibido, tanto en el período inmediatamente posterior como en el impacto continuo, ha sido un verdadero regalo. Es por este amor que puedo permanecer fiel a mi llamado” dijo Wagner.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *