FeACT Brasil: ¿Hasta cuándo el Estado, la Iglesia y los violadores seguirán controlando y violando la vida de las mujeres?

“¿Hasta cuándo el Estado, la Iglesia y los violadores seguirán controlando y violando la vida de las mujeres? ¿Quién defiende realmente la vida?” Las organizaciones basadas en la fe, parte del Foro ACT Brasil-FeBrasil, publican una nota sobre los intentos de contener los cuerpos de las mujeres y niñas violadas y embarazadas como consecuencia de la violencia.
“Saca a esta mujer de aquí y cierra la puerta”. 2 Samuel 13.17.

Tamar forma parte de la genealogía de Jesús. La violaron, la echaron y le cerraron las puertas. Tamar está entre nosotros, en las niñas, en las adolescentes, en la vida de todas las mujeres cuyos cuerpos siguen controlados por la fuerza de la violencia, el juicio y el silenciamiento patriarcal.

Una vez más, el mundo se mueve para controlar el cuerpo de las mujeres y las niñas y mujeres violadas y embarazadas como resultado de esta violencia misógina no merecen ni siquiera la invocación de su derecho a interrumpir un embarazo o a entregar a un recién nacido para su donación.

En Brasil, una niña de 10 años fue víctima de una violación y un embarazo, revictimizada por el poder judicial y el fundamentalismo religioso, enviada a un albergue y encerrada allí para mantener un embarazo fruto de la violencia del patriarcado.

Una joven actriz víctima de una violación da en adopción a su bebé y ve violada la confidencialidad del proceso dentro del hospital que debería proteger su intimidad por la fuerza de la ley. Los medios de comunicación patriarcalizados promueven una vez más la exposición pública condenatoria. Es una mujer más juzgada y condenada. Cuántas puertas cerradas y piedras en las manos.

Las manifestaciones del juicio religioso y moral son crueles. El derecho a la interrupción legal del embarazo se ha visto restringido en algunos estados de EE.UU., con la revisión del caso Roe vs Wade. Esta decisión coloca a las mujeres inmigrantes, negras y latinas en una situación de mayor vulnerabilidad.

El gobierno brasileño ha creado un manual que fomenta la investigación de las víctimas de violación que intentan acceder a la interrupción legal del embarazo. ¿Hasta cuándo el Estado, la Iglesia y los violadores seguirán controlando y violando la vida de las mujeres? ¿Quién defiende realmente la vida?

El cuerpo de las mujeres se considera propiedad del Estado, la Iglesia y la sociedad. Los hombres blancos, heterosexuales y mayoritariamente cristianos, controlan y violan la infancia, la adolescencia y el futuro de muchas mujeres. Y luego siguen con sus vidas, cerrando y bloqueando sus puertas de poder. En el libro del Éxodo (23.2), encontramos un pasaje que habla de la justicia: “No sigas a la mayoría cuando hace lo que está mal y no des falso testimonio para ayudar a la mayoría a torcer la justicia”.

Como personas religiosas debemos luchar por la integridad de la creación, pero también por la integridad de nuestras acciones, extendiéndola al cuidado físico, psicológico, social y espiritual de las personas, especialmente de las mujeres. La cuestión no es qué está bien o mal. La cuestión es: ¿quién debe decidir y juzgar?

¡Que el cuerpo y el alma de las mujeres sigan siendo un espacio de insurgencia y rebeldía contra el sistema que insiste en tratar de controlarnos!

“…. Un hombre no te define
Tu casa no te define
Tu carne no te define (eres tu propia casa)…”

Composición: Sebástian Piracés-Ugarte / Rafael Gomes / Mateo Piracés-Ugarte / Andrei Martinez Kozyreff / Juliana Strassacapa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *