Llamado del Diálogo Interreligioso de Talanoa a la COP 27

EGIPTO-

El Llamado fue presentado por el Comité de Enlace Interreligioso al CMNUCC (Convención Marco de las  Naciones Unidas sobre Cambio Climático), durante la COP 27 en Egipto. “El Diálogo Interreligioso de Talanoa ilustró la gran unidad que existe entre las diferentes  confesiones y tradiciones en el diálogo sobre la crisis ecológica. Estamos profundamente  preocupados por el grave estado en que se encuentra nuestra Madre Tierra. Vemos que la información científica y las declaraciones de los líderes políticos no han  conseguido desviarnos de una trayectoria muy peligrosa. La vida en la Tierra, tal como la  conocemos, está en peligro”, afirman.

La reunión para el Diálogo Interreligioso de Talanoa fue el 6 de  noviembre en Sharm El Sheikh, Egipto. Desde hace algunos años, las tradiciones religiosas  comienzan las reuniones de la COP con un diálogo interreligioso. Esto es para fortalecer los esfuerzos compartidos basados en la fe y para ser socios constructivos en la COP 27. 

Compartimos algunos párrafos y luego el Documento final:

Derechos humanos y cambio climático y migración inducida por el clima: 

Los derechos humanos son fundamentales para el cambio climático. La acción climática no debe  poner en peligro los derechos humanos. Un clima arruinado está violando los derechos humanos  a la vida y a los ecosistemas de los que depende la vida humana. 

Pedimos a todos en la COP 27 a: 

• Proteger a los/las defensoras de los derechos humanos ambientales. Invitar al relator  especial de la ONU sobre derechos humanos y cambio climático, para que sea • un puente para centrar la justicia climática y los derechos humanos en la acción climática. Reconocer el papel de las comunidades religiosas en el cambio de conciencia, una  transformación interior para el verdadero respeto de la dignidad y los derechos humanos,  en el contexto del cambio climático.

• Hay que incluir a los que no son escuchados, lo que significa que cualquier acción  climática debe basarse en los derechos humanos. • Construir esperanza para las comunidades afectadas. 

Incluir a las mujeres

Reconocer el papel de las mujeres y del género a la hora de abordar las pérdidas y los daños. 

La justicia climática depende de la participación igualitaria de mujeres y niñas. 

El liderazgo de la igualdad de género en la acción climática debe reforzarse mediante un mejor  acceso a la información, la concientización y el empoderamiento de las mujeres y las niñas. La  participación igualitaria de mujeres y niñas en todos los procesos de toma de decisiones  relacionados con el cambio climático es crucial. 

En todos los proyectos, programas y planes relacionados con el clima deben utilizarse lentes de  género interseccionales, empezando por el análisis de riesgos, pasando por la prevención, la  planificación, la ejecución y la evaluación. 

Nosotros, como comunidades religiosas, debemos trabajar para elevar a las mujeres y comunicar  sus mensajes críticos, en colaboración con el gobierno y los centros educativos. 

Pedimos a la COP 27

• Seguir aumentando la concienciación y la comprensión de las pérdidas y los daños. • Establecer un mecanismo para abordar las pérdidas y los daños y garantizar un proceso  para asegurar financiación adicional, adecuada y accesible. 

• Ejercer presión democrática en apoyo de las reclamaciones de las comunidades afectadas. • Abordar tanto las pérdidas y daños económicos como los no económicos. 

Juventud

Los y las jóvenes de fe representadas en Sharm El Sheikh para la COP27, se comprometen a  fomentar una mayor unidad y solidaridad entre la juventud de fe en el mundo, a iniciar oportunidades de diálogo constructivo entre jóvenes del Norte y del Sur para que podamos  aprender mejor unas/os de otros/as y comprender nuestras necesidades sobre la base de nuestro  compromiso compartido con la acción climática, e impulsar la inclusión de la juventud en la mesa  de negociación.

La sabiduría de los pueblos indígenas 

Los pueblos indígenas son fundamentales para abordar el cambio climático. Los pueblos  indígenas suelen estar en primera línea de los impactos del cambio climático y también son  portadores de sabiduría sobre cómo vivir una vida más sostenible. 

Los proyectos climáticos que dañan el medio ambiente suelen contar con la oposición de las  comunidades locales/indígenas. Los pueblos indígenas se ven a menudo afectados por las  llamadas “soluciones verdes”, como la extracción de metales, la construcción de represas  hidroeléctricas o la instalación de molinos de viento en zonas sensibles donde viven los pueblos  indígenas.

Las comunidades religiosas construyendo con fuerza y resiliencia frente a la crisis climática  – un llamado a todas las personas de fe. 

Dado que el 84% de la población mundial profesa una religión, y el 94% en África, pedimos a la  CMNUCC que se asegure de que la voz de las organizaciones religiosas se incluya en las  negociaciones sobre el clima de forma permanente. 

Las confesiones religiosas son capaces de abordar las causas profundas de los problemas, que  van más allá de las finanzas, la tecnología o la política. Las religiones aportan el tan necesario  enfoque que se aleja de la condena y se dirige a la búsqueda amorosa de soluciones, a la no  violencia en nuestra conciencia y acción hacia la Tierra. 

Por lo tanto, las y los líderes religiosos deben reconocer la gravedad de la situación y  proporcionar conocimientos científicos y fácticos sobre el cambio climático, así como métodos  para desarrollar la capacidad espiritual de resiliencia. Deben comunicar esto a través de las  estructuras de sus organizaciones religiosas al laicado y a las comunidades religiosas. 

Nosotras y nosotros, como personas de fe, tenemos que avanzar en nuestros esfuerzos de  comunicación y cooperación con todas las comunidades de fe, todas las confesiones y religiones.

Al abrazar nuestro mensaje de esperanza, debemos avanzar hacia la justicia climática. 

Debemos reconocer el papel de las confesiones en la construcción de la resiliencia espiritual y  práctica ante las pérdidas y los daños. Al mismo tiempo, como personas de fe, podemos practicar  lecturas ecológicas de nuestras escrituras en los estudios y en la educación. También buscamos  en nuestras tradiciones religiosas que apoyen una vida más sostenible y tratamos de aprender  unos de otros. 

El Documento completo, traducido por la Rev. Neddy Astudillo, de GreenFaith está disponible en PDF aquí: https://alc-noticias-media-es.s3.us-west-2.amazonaws.com/2022/11/15134643/Llamado-del-Dia%CC%81logo-Interreligioso-de-Talanoa-a-la-COP-27-1.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *