Crece polémica por denuncia de símbolos religiosos en espacios públicos en México

MÉXICO-

Leopoldo Cervantes-Ortiz

A principios de noviembre pasado, la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tomó conocimiento de una denuncia sobre la presencia de símbolos religiosos en espacios públicos. La denuncia en cuestión se presentó en diciembre de 2020 por parte de la organización Kanan Derechos Humanos A.C. que, en el estado de Yucatán (sureste de México), que interpuso tres procesos legales contra los municipios de Mérida (capital de la entidad), Chocholá y Mocochá, por causa de la instalación de “nacimientos” (Belén) en lugares públicos. Según una nota periodística, esta asociación argumentó que “los nacimientos son manifestaciones de culto y religiosas personales y que son parte de las creencias del catolicismo, por lo que la instalación de nacimientos en edificios públicos ‘vulnera el Estado laico y, por ende, le discrimina, por no creer ni ser parte de la religión católica, al hacer alusión a ciertas figuras religiosas durante las épocas decembrinas para celebrar la Navidad’”.[1]

El proyecto de sentencia para el caso de Chololá fue elaborado por el ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá y se puede consultar en el sitio de la SCJN, la cual anunció que se pospuso el análisis de la sentencia definitiva.[2]

Este asunto cobró relevancia desde mayo del presente año, cuando se conoció que la sala citada de la SCJN atrajo los amparos interpuestos por considerarlos relevantes y trascendentes. La agrupación mencionada afirmó que los habitantes de esas tres localidades emitieron un comunicado en diciembre de 2020 “a sus respectivos ayuntamientos por haber colocado ‘nacimientos de Jesucristo’ propios de la religión católica, con el fin de celebrar la navidad”.[3] Tales amparos fueron atraídos por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Kanan Derechos Humanos, fundada y presidida por Miguel Fernando Anguas Rosado, señaló que la ministra Norma Piña Hernández solicitó a la Primera Sala de la SCJN que atrajera los tres amparos, pues representan casos relevantes y trascendentes. En su sesión del 20 de abril, la instancia decidió atraer los casos, pues según la resolución, “el caso podría ayudar a desarrollar criterios obligatorios para todo el país sobre el núcleo duro de la protección a la libertad de creencias y religión, así como del principio de laicidad estatal, evitando que el Estado tome partido por determinadas ideologías para así asegurar la convivencia armónica de todas las formas de pensar”.

Para esta organización, el caso “representa una oportunidad para desarrollar herramientas a los jueces del país para dimensionar los actos del poder público que se denuncien como violatorios de la libertad religiosa, sobre todo cuando dichos actos provienen propiamente de las autoridades quienes abandonan la neutralidad religiosa, propia del principio de laicidad estatal”. Y añadió:

la resolución igualmente recuerda que el derecho a la libertad religiosa comprende tanto la protección de quienes practican alguna religión, así como de quienes no la hacen. Es decir, como parte de este derecho se encuentra la protección de ideologías o maneras de opinar distintas a la católica.

En Kanan Derechos Humanos celebramos que el Máximo Tribunal haya atraído los casos, los cuales son de suma importancia para el estado de Yucatán y el resto del país, donde todavía se pone en duda la laicidad de las instituciones públicas que profesan sus religiones desde puestos de poder, sin mantener la neutralidad religiosa.

Hay que considerar que Yucatán es una de las entidades con mayor población de origen maya y que, aun cuando no se incluye alguna apreciación sobre ello en lo expuesto por la asociación civil demandante, es posible que esa identidad cultural con fuertes matices religiosos ancestrales haya influido en la determinación por sancionar los supuestos excesos de las autoridades locales para la colocación de símbolos cristianos en algunos espacios públicos.

Las reacciones, desde diversos ámbitos, no se hicieron esperar, pues incluso el Presidente de la República se pronunció al respecto y criticó la discusión de la SCJN: ““Yo no estoy a favor de eso, creo que eso no tiene fundamento legal ni tiene que ver con nuestras tradiciones, con nuestras costumbres. Además, creo que es contrario a la libertad religiosa. […] Mi opinión es que eso no se debe permitir, ninguna tradición, costumbre, además, ¿en qué daña?, es un asunto de dogmatismo. No creo que se apruebe eso […] hay que ver cómo está el proyecto, pero sí, creo que no deberían de meterse con eso”.[4]

La Arquidiócesis de México, a través del sacerdote Mario Ángel Flores Ramos, director de la Comisión para la Doctrina de la Fe, señaló: “Lo más adecuado es atenernos al principio constitucional de libertad religiosa y libertad de expresión, y fomentar una sociedad tolerante, incluyente y respetuosa de la libertad de todos sus habitantes”. Y aclaró que “la laicidad positiva consiste en respetar las distintas manifestaciones sociales, religiosas y convicciones éticas, con armonía e inclusión. Siendo congruentes, tampoco se podrían promover convicciones de determinados colectivos que no representan a toda la sociedad. Sería un absurdo llegar a este extremo”.[5] La Unión Nacional de Padres de Familia, organismo de filiación católica, en voz de su presidente Luis Arturo Solís y de la representante yucateca Silvia Cáceres Cervera, pidió “respeto a la libertad de expresión en las tradiciones que nos unen como familia y nación”.[6]

Por otro lado, lo que algunos medios sostienen es que una resolución sobre los símbolos navideños también podría implicar a otros más como los referentes a la Virgen de Guadalupe y a San Judas Tadeo, de amplio impacto en la población de confesión mayoritariamente católico-romana, tal como lo advirtió Rodrigo Iván Cortés, presidente del Frente Nacional por la Familia (FNF), dominado por una visión “conspiracionista” del asunto.[7] Según Cortés, el proyecto de sentencia que se votaría el 9 de noviembre “implicaría la prohibición de símbolos religiosos en cualquier espacio público de toda la República”. A tal grado llega la confusión y la incomprensión de este debate jurídico que en una plataforma se lanzaron las campañas “Respeta nuestros nacimientos” y “Ahora la Corte va contra la Navidad”, a fin de impedir su implementación. Incluso un grupo del FNF colocó un nacimiento en las puertas de la sede de la SCJN.[8] Como puede apreciarse, se trata de un tema jurídico largamente pospuesto, pues ha predominado la simulación para aplicar firmemente los principios de la laicidad pública con todas sus consecuencias. Ante este escenario (en el que únicamente valdría para los municipios yucatecos y no para el resto del país), no hay que descartar que otras organizaciones sociales opten por presionar al Poder Judicial para tomar determinaciones claras al respecto, incluso frente a la oposición de los sectores más tradicionales que seguirán señalando que iniciativas similares atentan contra la libertad religiosa. Pero lo cierto es que el problema principal radica en el uso de recursos públicos para instalar los adornos y símbolos alusivos a las creencias religiosas en lugares públicos. Sobre este particular debería centrarse el debate en el futuro con el propósito de que la pluralidad y la tolerancia, fruto de una sana aplicación de los preceptos legales, normen la coexistencia de las diversas expresiones de fe y manifiesten respeto por quienes no la tienen.


[1] “¿Cómo surgió polémica por la instalación de nacimientos?”, en La-Lista, 12 de diciembre de 2022, https://la-lista.com/derechos-humanos/2022/12/12/por-que-surgio-polemica-por-la-instalacion-de-nacimientos.

[2] “SCJN pospone análisis sobre nacimientos navideños”, en Siete24, 9 de noviembre de 2022, https://siete24.mx/mexico/nacional/scjn-pospone-analisis-sobre-nacimientos-navidenos/

[3] Abraham Bote, “SCJN atrae amparos contra ayuntamientos de Yucatán por violar el Estado laico”, en La Jornada Maya, 5 de mayo de 2022, www.lajornadamaya.mx/yucatan/195014/scjn-atrae-amparos-interpuestos-contra-ayuntamientos-de-yucatan-por-violar-el-estado-laico.

[4] Néstor Jiménez y Emir Olivares, “AMLO, en contra de prohibir la colocación de nacimientos en sitios públicos”, en La Jornada, 28 de noviembre de 2022, www.jornada.com.mx/notas/2022/11/28/politica/amlo-en-contra-de-prohibir-la-colocacion-de-nacimientos-en-sitios-publicos/

[5] “¿Prohibirán los pesebres en espacios públicos en México?”, en AICA, 2 de noviembre de 2022, https://aica.org/noticia-prohibiran-los-pesebres-en-espacios-publicos-en-mexico.

[6] Emanuel Rincón, “‘Es un ataque artero a la libertad religiosa’’; UNPF en Mérida rechaza medida contra nacimientos”, en Diario de Yucatán, 10 de noviembre de 2022, www.yucatan.com.mx/merida/2022/11/10/es-un-ataque-artero-la-libertad-religiosa-unpf-en-merida-rechaza-medida-contra-nacimientos-361127.html

[7] David Ramos, “No solo Navidad: Prohibición en México alcanzaría a la Virgen de Guadalupe y San Judas Tadeo”, en ACI Prensa, 4 de noviembre de 2022, www.aciprensa.com/noticias/no-solo-navidad-prohibicion-en-mexico-alcanzaria-a-la-virgen-de-guadalupe-y-san-judas-tadeo-95835.

[8] “Colocan nacimiento afuera de la Corte en protesta de proyecto que los prohibiría en espacios públicos”, en El Universal, 8 de noviembre de 2022, www.eluniversal.com.mx/nacion/colocan-nacimiento-navideno-afuera-de-la-corte-en-protesta-de-proyecto-que-los-prohibiria-en-espacios-publicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *