Bonn: es el momento de tomar decisiones arriesgadas con respecto al medio ambiente

ALEMANIA-

Por Mattias Söderberg

Aquí vamos de nuevo. Esta semana, el diálogo de las Naciones Unidas se retoman en Bonn. Quisiera saber qué tan conscientes son los involucrados en las negociaciones de que están debatiendo tanto sobre nuestro futuro como sobre nuestra responsabilidad de interesarnos en la creación.


Decisiones con respecto a una deuda climática gigante

Este año, tenemos dos temas globales. En primer lugar, ya es tiempo de ponerse de acuerdo en cómo va a saldarse la enorme deuda climática. Desde que se suscribió el acuerdo de Paris en 2015 las partes han debatido, e incorporado, muchas decisiones importantes sobre cómo abordar la crisis climática. Sin embargo, cada decisión tiene su precio.

The Global Goal on Adaptation will never be reached unless more adaptation finance is mobilized. The new Loss and Damage fund will not help communities and countries address climate-related losses and damage until it too is filled with money. And parties’ commitments to transition away from fossil fuels will never come true unless there is a radical increase in climate finance.

El Objetivo global de adaptación no se concretará nunca a menos que se destine mayor financiación a la adaptación. El nuevo Fondo para pérdidas y daños no servirá de ayuda para que los países puedan afrontar pérdidas y daños originados en causas climáticas hasta que dicho fondo también tenga dinero. Y el compromiso de las partes de realizar la transición para eliminar el uso de combustibles fósiles tampoco se realizará sin un incremento radical en la financiación relacionada con el medio ambiente.

En la COP29, la cumbre climática global de noviembre próximo, se espera que las partes tomen una decisión sobre el futuro de esta financiación. Será una decisión extremadamente compleja. Por lo tanto, es uno de los puntos centrales de la agenda de las próximas dos semanas de las negociaciones de Bonn. Ojalá los negociadores puedan realizar progresos para poder permitir que el acuerdo en COP29 sea ambicioso y justo, y que se destinen y entreguen los fondos suficientes.

Las decisiones sobre deseos relacionados con el ambiente deben ser acompañadas de acciones

El segundo tema importante de las negociaciones de Bonn se centra en los planes nacionales sobre el ambiente. Estos planes, formalmente denominados Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), son la piedra angular del Acuerdo de París. Se espera que las partes revean sus planes cada cinco años. Este proceso es un mecanismo que representa intenciones, lo cual contribuye a incrementar nuestras acciones para abordar la crisis climática.

Las Contribuciones pueden no ser el mayor tema de los incluidos de la agenda formal de Bonn, pero sin dudas tienen una prioridad alta para todas las partes. La fecha límite para presentar Contribuciones revisadas es durante la primera parte del próximo año. Los planes deben abarcar todos los aspectos del Acuerdo de París y asegurar que esas decisiones se concreten en acciones palpables.

Espero que quienes se encuentran negociando en Bonn tengan en cuenta la inclusión de esfuerzos para lidiar con pérdidas y daños, la explicación de cómo desean adaptarse a los efectos del cambio climático, y la manera en la que realizarían la transición hacia la eliminación del uso de combustibles fósiles. Espero que también consideren que las acciones relacionadas con el medio ambiente deben ir de la mano con la justicia basada en igualdad de género, y que la localización es una prioridad central.

Las próximas dos semanas serán importantes. Más allá de que las discusiones sean de carácter técnico, debemos recordar que son negociaciones sobre nuestro futuro, y representan nuestra oportunidad de cuidar la creación.

Mattias Söderberg es líder de defensa en DanChurchAid y adjunto del Grupo de referencia de justicia climática de ACT.

Traducción: ALC Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *